Charras: "En Bulgaria me conocen más que acá"

El lateral izquierdo del Sub 20 juega en CSKA Sofía; fue transferido en julio último, tras ser observado en Japón en el equipo sparring de Bielsa y sin haber debutado en Central
(0)
26 de diciembre de 2002  

Sofía es la capital de Bulgaria. Situada en el sur del valle de Sofía y al pie de la montaña Vitosha. Tiene una importante cantidad de monumentos arquitectónicos, especialemente catedrales. Como toda gran urbe, el tránsito resulta infartante. "Para llegar al centro de la ciudad es mucho más sencillo hacerlo en tranvía o en ómnibus. Yo tengo auto, pero la verdad es que no lo uso demasiado. Es tan complicado como andar por Buenos Aires", comenta Marcos Charras, protagonista de una historia singular. ¿Por qué? Porque sin haber debutado en primera división, y con apenas dos partidos en reserva, emigró al fútbol bulgaro, más precisamente a CSKA Sofía.

Este juvenil, convocado por Hugo Tocalli para el Sub 20 que participará del Sudamericano en Uruguay, el 4 del mes próximo, hizo todas las inferiores en Rosario Central. Como lateral por izquierda despertó la atención de José Pekerman, ex técnico de los juveniles de la AFA, que se lo recomendó a Marcelo Bielsa, entrenador del seleccionado, para conformar un equipo de nuevos valores que hiciera de sparring de los mayores. "Junto con Zabaleta, Mascherano, Gorostegui y Gonzalo Rodríguez estuve en el equipo sparring que Bielsa utilizó en el último Mundial. Fue una experiencia increíble. Estaba con cada monstruo que no lo podía creer. En el Mundial me fueron a ver de CSKA y la verdad que me la jugué. En Bulgaria me conocen más que acá", rememora Charras. Apenas llegado de Japón, fue vendido en 230.000 dólares a un grupo empresario, que lo ubicó en CSKA Sofía.

"En Bulgaría, el CSKA es el club más popular. El fútbol es como en la Argentina: es el deporte N° 1 del país. La temporada comienza a mediados de agosto, en enero y febrero tiene un receso debido a las condiciones climáticas, y se reanuda en mayo. Dicen que hace mucho frío y ahora me estoy dando cuenta de eso. La verdad es que estoy muy bien. Más allá de que no estoy totalmente adaptado, en lo profesional estoy bárbaro: soy titular y juego tanto en el campeonato como en la Copa UEFA. Al técnico me cuesta entenderlo, pero se vé que cumplo porque no me saca", comenta entre risas Charras, quien reconoce que entiende muy poco el idioma y que su compañero de recorrido es el brasileño Joao Carlos, también recientemente incorporado.

El fútbol argentino siempre se caracterizó por exportar materia prima. Más allá de los pases millonarios de jugadores como Crespo o Batistuta, para dar un ejemplo, hay casos de futbolistas que emigran sin haber debutado en primera. En los últimos tiempos el mercado se abrió y muchos se inclinaron por vestir camisetas de clubes de países poco tradicionales. Y en esta categoría entra la elección de Marcos Charras.

Uno de los tres pioneros

Bulgaria era un destino inexplorado para los futbolistas de nuestro país. Claro que este año fueron tres los que se animaron a probar suerte en el mercado. Además de Marcos Charras, están el delantero Claudio Graf (ex Colón e Independiente) y el volante Marcelo Sarmiento (ex Talleres).

Mientras que Charras es titular en CSK Sofía, Sarmiento y Graf están juntos en Litex, de la ciudad de Lovech.

"Cada vez que podemos nos hablamos por teléfono. Ellos están muy bien allá, son titulares y tienen buena crítica en los medios", explicó Charras.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?