Una segunda oportunidad

El power trío liderado por los ex A.N.I.M.A.L. Marcelo Corvata y Andrés Vilanova tomó la posta del rock duro y se despachó con un disco debut a pura energía
(0)
27 de diciembre de 2002  

¿Cuánto vale ser la banda nueva? Es una de las típicas preguntas de fin de año, a estas alturas tan clásica como la disyuntiva sidra o champagne. Para Carajo, el trío de Marcelo Corvalán, Andrés Vilanova y Terry Langer, es un reconocimiento al trabajo silencioso que adoptaron desde la salida de Corvata y el ex Niño de A.N.I.M.A.L. hasta la llegada al disco del nuevo trío, un año y medio más tarde. Pegaron y mucho con su primer corte, Sacate la m... ; redondearon un álbum debut sólido, con un sonido amplio y de las 150 personas que fueron a su primer show (compartido con Nativo) pasaron a las casi 1000 que los vieron en su última presentación en The Roxy. No es poco. ¿No?

Antes de repasar Carajo , el disco, vale la pena detenernos en una anécdota del trío. "Hace dos semanas fuimos a tocar a Santa Fe -comenta Corvata, el bajista que ahora debutó como cantante-. El lugar, bastante precario, era un galpón en construcción y al tercer tema voló la caja de tensión, se cortó la luz y tuvimos que pasar el show para el otro día a la tarde. Tuvimos que salir corriendo a buscar un lugar y al final tocamos en una bailanta. A la gente le gustó, sonamos bien y para nosotros fue una misión cumplida, aunque tuvimos que laburar el doble." En eso anda Carajo, una banda que tiene los objetivos bien en claro, que proyecta pequeños pasos y que los va dando.

Cuando Corvata y Andrés se alejaron de A.N.I.M.A.L. no tenían planeado formar una banda. Pero se dio. Cuando apareció Terry y en la sala se produjo la química que presagia la formación de algo serio, apareció Carajo. ¿Si iban a sonar a imagen y semejanza del trío que los precedió? "Después de que Andrés y yo dejamos A.N.I.M.A.L. hicimos la nuestra y nos detuvimos a pensar en el público de esa banda y que teníamos que cuidarlo -asegura Corvata-. No queríamos etiquetarnos. Terry tiene un protagonismo muy importante en Carajo y se notan otras influencias, otra búsqueda, hay más melodía, no es todo agresión; Andrés creció, toca tres veces más que antes y compone lo que toca. Y yo, si bien es la primera vez que canto, me sentí cómodo con las canciones. Trabajamos mucho para lograr este sonido y estamos conformes."

Para Andrés, el trío tenía que aprovechar la posibilidad de ser una banda nueva para sacarse cualquier dejo de estigma y apuntarles a los matices. "Es que si de movida nos encasillábamos -agrega el batero, hijo del guitarrista Miguel Botafogo- después iba a ser muy difícil provocar un cambio."

Sacate la m... (el primer corte del disco y hitazo del trío que, como ellos, se hizo de abajo, salió del under y pasó a la radio y a la tele, vía video clip), fue, en realidad, la última canción que compusieron. "Lo escuchamos en la sala y nos gustó. Después, cuando nos llegó el disco, nos gustó más; salió como primer corte y ahí nos encantó - describe Terry-. Eso sí, todavía no nos cansamos de tocarlo."

Andrés:- Un tema que ya me aburre tocarlo es La guerra y la paz . Fue el primero que compusimos y lo tocamos demasiado. Fue nuestro primer caballito de batalla.

Corvata:- En lo personal, me gustan todas las canciones, no me aburro ni de tocarlas ni de cantarlas, y eso sí me pasaba en A.N.I.M.A.L. Quizá tiene que ver con que este proyecto lo siento más propio o porque estoy más viejo y sensible.

Pero las cosas no se detienen para Carajo. El premio como banda revelación, otorgado no sólo por Vía libre, sino también por gran parte de la crítica especializada, es agradecido, pero ya casi es pasado. "Después de los brindis el laburo continúa -sostiene el cantante y bajista-. Estamos armando una gira por la costa (van a tocar, gratis, en San Bernardo, Mar del Plata, Santa Teresita, en Mar de Ajó, en un festival con Babasónicos, Attaque 77 y Arbol; y también en Córdoba, en el tercer Cosquín Rock), y queremos, durante todo 2003, girar más por el interior. No dan los costos para hacer como en la época de A.N.I.M.A.L., que salíamos con el micro y en 20 días tocábamos en 15 ciudades. Por ahora vamos en un bondi de línea, pero no nos quejamos, sabemos que es el paso obligatorio que tenemos que dar para darnos cuenta si queremos hacer esto o no, si queremos estar juntos y hasta ahora de cada situación sacamos el lado positivo."

Mientras cada uno de los Carajo aporta su voto para la revelación del año (para Corvata, Responsables No Inscriptos; para Terry, Sancamaleón y Decenadores y, para Andrés, Totus Toss y Cuentos Borgeanos), los tres no salen del asombro. "¿Revelación? ¿No es mucho, loco? -se pregunta Andrés-. Nos encanta que nos pase esto, obvio, pero qué grossa la respuesta de la gente."

¿Un poco de suerte? "Sí, es muy importante -afirma Corvata-. ¿Cuánta gente conocés que se viene rompiendo el c... desde hace años, hace todo bien, pero no tiene el reconocimiento que se merece? Nosotros, quizá, salimos en el momento justo y ocupamos un huequito."

Revelación 2002

Carajo

Edad: Marcelo Corvata (31), Andrés Vilanova(23), Terry Lanvalán (23). Por qué se reveló: Editaron un disco debut impecable, con mucha fuerza, pero también con melodías. Una frase: "Hay muchos músicos que se vienen matando desde hace mucho tiempo y no tienen el reconocimiento que se merecen. Nosotros tuvimos mucha suerte: salimos en el momento justo y ocupamos un huequito". Curiosidad: Dos semanas atrás llevaron su rock duro a una bailanta santafesina... Y gustaron. Proyecto 2003: Una gira por la costa atlántica, participar de la tercera edición de Cosquín Rock y seguir tocando por el resto del país.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?