Recobran vida Santa Fe y Cabildo

Abrieron 80 negocios en la primera avenida; casi 60 locales nuevos en la arteria principal de Belgrano
(0)
12 de enero de 2003  

Las avenidas Santa Fe y Cabildo, dos de las arterias comerciales más importantes de la zona norte de la ciudad, cambiaron en los últimos meses su fisonomía. Los carteles que hasta mediados de 2002 anunciaban "nos vamos", "últimos días", "alquila" o "vende" fueron eliminados, hay flamantes vidrieras y los obreros corren contra reloj para abrir en estos días nuevos locales.

"Podemos hablar de un resurgimiento comercial muy importante en la avenida Santa Fe", dijo a LA NACION Vicente Lourenzo, secretario de la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME). Según datos proporcionados por Lourenzo, a principio de año, de un total de 537 locales a la calle entre la plaza San Martín y la avenida Pueyrredón, 95 (el 17,6%) estaban desocupados. Hoy, sólo 15 (el 2,8%) están vacíos.

Sobre la avenida Cabildo, en las ocho cuadras que median entre Echeverría y la avenida Congreso, de 293 locales a la calle, 26 (el 8,9%) estaban vacíos en abril último y sólo 14 (el 4,8%) en diciembre, según un informe sobre ocupación de locales comerciales elaborado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Metropolitano (Cedem), dependiente del Gobierno de la Ciudad.

Según datos proporcionados por Osvaldo Distéfano, presidente del Centro de comerciantes de Belgrano y propietario de una inmobiliaria, en los últimos seis meses se ocuparon entre 50 y 60 locales sobre Cabildo, de los 70 que se desocuparon entre septiembre de 2001 y junio de 2002.

El rubro indumentaria fue el más beneficiado por la apertura de locales en ambas arterias, según el informe del Cedem. Los comerciantes consultados atribuyeron la recuperación al boom turístico del año último y al incipiente aumento del consumo interno.

"El resurgimiento no sólo está relacionado con el turismo, que tuvo un papel fundamental en el primer semestre. Se recuperaron porque la gente se decidió a consumir y eso repercutió en el ánimo de los comerciantes, que tomaron otras ubicaciones", dijo Antonio Ginevra, director de la inmobiliaria Aranalfe, con presencia en ambas avenidas.

Ginevra explicó que desde agosto último los propietarios mostraron una postura más flexible para que sus locales no permanecieran cerrados. Así, los inquilinos pudieron pagar alquileres más accesibles.

"Desde marzo hubo una reducción de los montos de alrededor del 20%", informó José Clavería, presidente de la Asociación Amigos y Comerciantes de la avenida Santa Fe. "En los últimos tres meses, dada la ocupación de la avenida, los alquileres comenzaron a subir, aunque no se trata de un alza significativa." Clavería dijo que el caudal de clientes volvió a ser importante desde octubre pasado.

En la avenida Cabildo, en cambio, el turismo "no marca ninguna diferencia", sostuvo Osvaldo Distéfano. "Hasta hace seis meses nadie se animaba a arrancar nada. Con la recuperación de la estabilidad y el clima favorable del veranito, se volvió a alquilar. Los comerciantes se dieron cuenta de que la tormenta había terminado", concluyó Distéfano.

LA NACION comprobó en un recorrido por ambas avenidas el fenómeno de apertura de locales, en su mayoría sucursales de grandes marcas.

Sobre la avenida Cabildo entre Virrey del Pino y Virrey Arredondo, cinco locales nuevos ocuparon espacios que habían estado vacíos durante meses y hasta años. Dos de ellos ultimaban esta semana los preparativos para abrir sus puertas mañana.

"Acá había un Pumper Nic, que cerró hace siete años y dejó vacío este local de 600 metros cuadrados", dijo Cristian D´Antuan, dueño de la peluquería homónima que abrirá mañana una sucursal en Cabildo 1557.

Otro signo de franca recuperación es que finalmente fue alquilado el edificio de cuatro pisos ubicado en la concurrida esquina de Cabildo y Juramento que hace tres meses dejó la cadena Tower Records. En menos de 60 días abrirá sus puertas una gran tienda premium de deportes, según informó Marcelo Ernst, director de 4M, la consultora de desarrollos inmobiliarios a cargo de la operación.

En Santa Fe, LA NACION pudo comprobar que al menos trece negocios a la calle abrieron sus puertas en los últimos seis meses entre Cerrito y Callao.

"Como la avenida volvió a resurgir gracias al turismo, nos pareció un lugar apropiado para mudarnos", explicó desde su oficina en Santa Fe 1669 Gustavo Ruggiero, gerente de ventas de Ossira, que abrió hace cuatro meses. El edificio de cuatro pisos - antes de Vitamina- estuvo vacío durante casi nueve meses, hasta que la firma de Ruggiero decidió trasladar la casa central desde la calle Carlos Calvo.

Reapertura de negocios

Cifras: en la avenida Santa Fe, de un total de 537 locales a la calle entre la plaza San Martín y la avenida Pueyrredón, 95 (el 17,6%) estaban desocupados a principios de año y sólo 15 (el 2,8%) ahora. Sobre la avenida Cabildo, de 293 locales que hay en las ocho cuadras que separan la calle Echeverría de la avenida Congreso, 26 (el 8,9%) estaban cerrados en abril último y 14 (el 4,8%) en diciembre.

Rubros: el de indumentaria es el que más aperturas evidencia, seguido por el del calzado.

Grandes marcas: la mayoría de los locales nuevos son sucursales de grandes marcas.

Desocupados: algunos de los locales alquilados en los últimos seis meses llegaron a estar vacíos hasta siete años.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?