Termina hoy el reality "Gran Hermano 3"

(0)
16 de febrero de 2003  

Telefé va a extrañar a "Gran Hermano 3", cuya temporada iniciada el 14 de octubre concluye esta noche, a las 22. Hoy se conocerá entre los cuatro finalistas (Mauricio Córdoba, Romina Orthusteguy, Viviana Colmenero y Matías Bagnato) quién es el ganador. En las anteriores versiones fueron dos hombres: Marcelo Corazza y Roberto Parra.

Tres segmentos diarios de media hora más un debate semanal de 30 minutos, primero, y una hora, después, y el especial de dos horas por semana vinieron a tenderle una gran mano al canal, que con esta estrategia adecuada a la crisis ahorró dinero en latas y otros programas. Frente a la innegable cuota de realismo impuesta por el mercado publicitario, Telefé le encontró una vuelta al formato (de Endemol, Grupo Telefónica) y ya logró comercializar la producción para el exterior.

No bien se reacondicione la casa montada en los estudios Teleinde, en Martínez, "Gran Hermano" recibirá el mes próximo a sus nuevos inquilinos. Esta vez, del vecino Ecuador, que pagará un millón de dólares.

En la Argentina la pregunta que deja miga para el debate es: ¿"Gran Hermano 3" pudo ofrecer algo más que un promedio de 23 puntos de rating en el especial, que cayó a 18 puntos en las últimas emisiones, justo cuando el interés de la audiencia debería crecer en sentido inverso?

Las interesantes historias de vida de esta tercera casa, producidas con otra perspectiva, podrían haber disparado el rating hacia mejores guarismos.

Un ejemplo pequeño abona esta percepción. La salida de Natalia Quintiliano, la última expulsada del programa, estuvo mejor explotada desde un punto de vista televisivo que las anteriores eliminaciones. El escandalete provocado a su alrededor por sus ex convivientes Sebastián Spur, el pretendiente despechado, y Analía Barrios, la enamorada rechazada de Pablo Martínez (el novio de Quintiliano en la casa), hizo trepar el rating de "Gran Hermano. El debate", el ciclo conducido por Juan Alberto Badía, a 19 puntos el lunes último. El promedio durante cuatro meses a duras penas arañó entre 8 y 10 puntos.

Si ésta fue la casa de la Argentina donde mejor se vivió desde octubre de 2002 a la fecha no es menos cierto que la ausencia de conflictos entre "malos" y "buenos" enfrentados por un botín de $ 100.000 la hizo menos creíble.

En adelante, si "Gran Hermano" persiste en esa línea es probable que el interés del público se agote. Todos sus sustitutos están quedando fuera de carrera. "La playa", el último, terminó desierta.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios