Suscriptor digital

Esta vez, Gran Hermano tuvo cara de mujer

Natalia Trzenko
(0)
18 de febrero de 2003  

Anteanoche, después de 124 días de encierro y tres horas y media de programa, Viviana Colmenero se transformó en la ganadora de "Gran Hermano 3".

Es la primera mujer que se lleva los 100.000 pesos del premio y la primera ganadora de los reality shows locales que no es enteramente inocente y buena. Esto, en ese mundo ficcional de la televisión verdad, significa que no es una buena chica huérfana -como lo fue el ganador de la primera edición del ciclo, Marcelo Corazza- ni tiene un corazón tan puro como Roberto Parra, el triunfador de la segunda temporada.

Viviana -así, sin apellido, es como la conocen los que vieron el programa- es una mujer de treinta años con un hijo, una madre enferma y cuatro hermanos menores a los que mantuvo ejerciendo la prostitución. Pero la morocha es más que eso. Dentro del juego fue sincera, jugadora hábil y generadora de conflictos permanentes. Una mina de oro para los productores y un imán para el rating.

Sin embargo, era una apuesta que podía salir muy mal o muy bien. Como lo demuestran los 69.985 votos que recibió de los espectadores, el romance entre Viviana y el público está en su mejor momento. A pesar de algunos exabruptos y peleas de las últimas semanas, la chica no perdió el apoyo de la gente, que desde la primera vez que fue nominada demostró que en la casa podían no quererla, pero que afuera la historia era otra.

Anteanoche, ese cariño, que se hizo extensivo a los cuatro finalistas, quedó demostrado por la cantidad de gente que se acercó a ver a sus nuevos ídolos. Matías Bagnato fue el primero en salir. El cuarto finalista cosechó 6651 votos y, al caminar por la pasarela, como novio en el atrio, no paró de agradecer a todos los presentes por estar ahí.

El reencuentro con la familia y con Soledad Silveyra, que lo esperaba en el estudio, fue el calco de los anteriores reencuentros. Las únicas diferencias las marcaron las historias personales de los participantes que, en el caso de Bagnato, remitían al caso conocido como "la tragedia de Flores" en el que murió toda su familia. Lejos del golpe bajo, la charla con Solita tuvo más que ver con el intercambio de elogios entre la conductora y una de sus "debilidades", Matías.

La tercera finalista fue Romina Orthusteguy. La chica, que se enamoró de un compañero de encierro, Eduardo, acumuló 17.771 votos y, al igual que Bagnato, recibió un premio consuelo. Para él, 10 mil pesos, para ella, 12 mil.

Mientras afuera era todos gritos y abrazos, adentro Mauricio Córdoba y Viviana no podían más de la ansiedad. Las cuatro paredes y las sesenta cámaras que habían sido su hogar no podían contener sus nervios.

Alrededor de las 23, la conductora tuvo en sus manos el sobre con el nombre del ganador pero, para llevar el suspenso hasta el límite, la audiencia y los participantes se enteraron del resultado al mismo tiempo. Mauricio, el chico de la cara llena de aritos, se transformó en el subcampeón. Otro triunfador improbable si se miran las ediciones anteriores. Sin embargo, el muchacho que hablaba de cumplir los sueños de todos sus compañeros de juego mientras se movía al ritmo de la banda de rock pesado "Carajo", no sólo quedó segundo sino que además juntó 54.875 votos que lo hicieron acreedor de 15 mil pesos de premio.

"Entró a la casa con una de las mochilas más pesadas. Nunca le tuvo miedo a la verdad. La campeona: Viviana Colmenero". Así la presentó Silveyra mientras la ganadora se las arreglaba a duras penas para llegar al final de la pasarela. Allí, en el centro del huracán, la esperaban su familia y la gente que decidió que esta vez la ganadora tenía que ser una mujer. Y no cualquier mujer. Tenía que ser Viviana y así el cuento de hadas, gracias al público y a la TV por una vez se transformó en realidad.

  • 29,2 puntos. La gran final fue lo más visto del día, con picos que superaron los 30 puntos
  • Perfil de la triunfadora

  • Viviana Colmenero nació el 25 de febrero de 1972. Tiene treinta años.
  • Tiene un hijo, Leonel, de seis años.
  • Vive con su mamá y sus cuatro hermanos menores.
  • A los pocos días de haber ingresado a la casa de "Gran Hermano" le contó a sus compañeros que ejerció la prostitución.
  • Al principio del juego fue la más nominada por los otros participantes, pero el público siempre la defendió.
  • Se peleó con casi todos los integrantes de la casa, pero se alió con Mauricio Córdoba y Matías Bagnato.
  • Por ser la ganadora de la tercera edición de "Gran Hermano" se llevó un premio de 100.000 pesos.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?