Fracasó el diálogo por un frente de izquierda

Parrilli secundará a Walsh en IU
(0)
28 de febrero de 2003  

Las negociaciones para la conformación de un frente electoral entre Izquierda Unida (IU) y el Partido Obrero (PO) finalmente fracasaron. Ante el fin del plazo judicial para la inscripción de alianzas electorales, que venció a la medianoche, ambas fuerzas dieron por terminadas ayer las conversaciones y se acusaron mutuamente de impedir la unidad.

Anunciaron, además, que presentarán fórmulas propias en las elecciones presidenciales del 27 de abril próximo.

IU -integrada por el Partido Comunista (PC) y el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST)- confirmó su binomio, conformado por la diputada Patricia Walsh y el abogado especialista en derechos humanos Marcelo Parrilli.

El PO, en tanto, definirá mañana su fórmula presidencial, que -se descuenta- será encabezada por el líder de la agrupación, el legislador porteño Jorge Altamira.

Como es habitual en estos casos, la principal traba para lograr la unidad fue la diferencia de criterios para la distribución de cargos entre las distintas fuerzas.

La propuesta de IU consistía en establecer un acuerdo nacional -que abarcara las listas de candidatos para los comicios nacionales, provinciales y municipales- sobre la base de los resultados electorales de octubre de 2001. Aunque aceptaba que el segundo lugar en la fórmula correspondía al PO, se oponía a que Altamira fuese el candidato.

El PO consideró que esa iniciativa intentaba "proscribir" a su máximo líder. Argumentó además que el criterio de IU para la distribución de cargos era injusto y no contemplaba el crecimiento que había tenido el PO desde diciembre de 2001. Propuso entonces acordar sólo la fórmula presidencial, lo que no fue aceptado por IU.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?