Suscriptor digital

Llegó a puerto el Seacor Lenga

Desazón de los exploradores que buscaron al Gral. Belgrano
(0)
16 de marzo de 2003  

USHUAIA (De nuestro corresponsal en Tierra del Fuego).- Nubarrones plomizos, lluvia y silencio, como una continuidad de los catorce días que permaneció en alta mar azotado por malas condiciones meteorológicas, el buque Seacor Lenga amarró ayer en el muelle comercial de esta ciudad y puso en tierra firme la desazón de los expedicionarios de National Geographic que regresaron sin hallar al crucero General Belgrano.

Fuertes vientos, marejadas, olas de hasta 9 metros de altura y aguaceros, en complicidad con la profundidad del océano, que absorbió las señales del sonar que escaneó el fondo marino en busca del buque argentino, fueron el gran obstáculo de la expedición. La bahía de Vancouver, en la costa sur de la Isla de los Estados, cobijó del temporal, durante dos días, al convoy que completaron el buque hidrográfico Puerto Deseado y la corbeta Robinson, ambos de la Armada Argentina.

La corbeta amarró en el muelle cerca del mediodía y fue recibida con honores por la Banda de Música del Area Naval Austral, ante el asombro de los mil doscientos turistas norteamericanos, ingleses y europeos que acababan de descender del crucero de lujo Royal Princess y no paraban de sacar fotos y filmar a los músicos uniformados.

Aunque los detalles de las maniobras realizadas en aguas internacionales se conocerán mañana en la conferencia de prensa que brindará en Buenos Aires el comandante de la expedición, Curt Newport, tripulantes del Seacor Lenga confirmaron a LA NACION que el minisubmarino teledirigido Magellan, con el que pensaban registrar imágenes del pecio, "nunca fue arrojado al agua".

A falta de imágenes del crucero, el encuentro inédito entre dos sobrevivientes del Belgrano y dos tripulantes del submarino Conqueror, del que partieron los dos torpedos que impactaron contra el crucero de 180 metros de eslora, sería el eje del documental que National Geographic (NG) pondrá al aire en mayo. Se trata del ex segundo comandante del crucero, capitán de navío Pedro Galazi; del oficial Carlos Castro Madero, y de los ex marinos ingleses Kevin Nicholls, de 43 años, y Martyn Brown, de 42, sonarista y torpedero del Conqueror, en ese orden.

Tras el arribo al puerto, una fotógrafa y un camarógrafo de la NG aprovecharon para hacer las últimas imágenes de los cuatro oficiales saludándose en la proa del Seacor Lenga, con la cordillera nevada de Ushuaia como telón de fondo.

El rostro distendido de los cuatro protagonistas durante el saludo final contrastó con la tensión que reflejaban en las horas previas a la partida. La clave del acercamiento fue la convivencia de dos semanas en alta mar y el haberse "conmovido por igual" durante la ceremonia en honor a los caídos que ofreció la Armada en la zona de la tragedia, señalaron fuentes oficiales.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?