Suscriptor digital

Sentencias contrarias al pago en pesos de títulos en dólares

Se reabre una disputa: Economía v. AFJP
(0)
19 de marzo de 2003  

Al menos dos fallos en primera instancia ya consideraron la pesificación de los bonos públicos que fueron emitidos en dólares (dispuesta por el decreto 471/02) como violatoria del derecho de propiedad.

Las medidas fueron consideradas como puntales de "una especie de cerco" en contra de la pesificación por el director ejecutivo de la Unión de Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (Uafjp), Horacio Canestri. "Nuestra expectativa es que la Justicia, tarde o temprano, va a ir cerrando el tema en ese sentido", acotó al ser consultado al respecto por la agencia oficial Télam.

Sucede que los dictámenes se acercan a la posición sustentada por esa entidad de rechazar la pesificación de los préstamos garantizados, los cuales constituyen buena parte del portafolio de inversión de los recursos previsionales.

Sin embargo, el Ministerio de Economía ratificó ayer la vigencia de la pesificación para esos activos, un pronunciamiento que surgió en respuesta al convencimiento expresado por Canestri de que la Justicia ordenará tarde o temprano la redolarización de los préstamos garantizados en poder de las administradoras.

"Están cerrados los casos de los activos de las AFJP y las operaciones de leasing, que en ambos casos reclaman la redolarización", señaló un vocero de Economía, quien afirmó que "se mantiene vigente la pesificación" pese a los fallos en contrario.

Anteayer se conoció que la Justicia aceptó hacer lugar a un recurso de amparo presentado por un ahorrista que tenía Bonos del Tesoro (Bontes) 2005, ordenando la redolarización del título y el pago de los intereses correspondientes. La jueza María Cristina Carrión de Lorenzo sostuvo que los artículos 1 y 2 del decreto 471 que pesificó los bonos en dólares produjeron "una clara disminución del valor de los títulos de deuda pública carente de justificación con el consecuente daño al derecho de propiedad".

Según el dictamen, al reducirse el valor de la deuda se afectó el patrimonio del acreedor (en este caso el inversor que interpuso el recurso); es una violación del derecho de propiedad, ya que el Estado como deudor "se arroga la facultad de alterar los términos de la obligación y, sin consentimiento ni conformidad del acreedor, sustituye su deuda".

Otro más

Pero la resolución de Carrión de Lorenzo no fue la única en ese sentido. LA NACION pudo establecer ayer que la titular del Juzgado Federal 5, Secretaría N° 9, de la Capital Federal, Susana Córdoba, se expresó a fines de diciembre en el mismo sentido, aunque el fallo trasciende sólo ahora.

La magistrada resolvió admitir una medida precautoria por la cual le ordena al Estado mantener en su denominación original los Bonex 92; Bonte 05; Globales 15, 17 y 27, y los títulos serie N° 2 emitidos en dólares de la provincia de Buenos Aires y que están en poder de un inversor particular, cuyos datos no trascendieron.

"Son títulos que están en custodia del Banco de Entre Ríos y del Banco Francés. El dictamen es claro: obliga al Estado a mantenerlos en dólares", explicó la letrada del demandante, Nydia Zingman de Domínguez.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?