Suscriptor digital

El PBI cayó 10,9 por ciento durante 2002

(0)
19 de marzo de 2003  • 16:21

Como consecuencia de la devaluación dispuesta por la administración Duhalde, el Producto Bruto Interno (PBI) de la Argentina se desplomó 10,9 por ciento en 2002 y convirtió a ese año en el peor de la historia económica del país, según datos que difundió hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Asimismo, el organismo informó que en el cuarto trimestre de 2002 el PBI creció 0,8 por ciento respecto al período precedente y cayó 3,6 por ciento en relación al mismo lapso pero de 2001 cuando arreciaba la fuga de depósitos y la crisis era inminente.

A pesar de ello, el subdirector de Cuentas Nacionales del INDEC, Federico Dorin, en conferencia de prensa, sostuvo que "con el resultado del cuarto trimestre -y tres subas consecutivas- se puede decir que la Argentina salió técnicamente de la recesión porque así se reconoce internacionalmente".

La serie respecto del trimestre anterior durante 2002 fue la siguiente: I trimestre, -6,2 por ciento; II trimestre, + 0,8 por ciento; III trimestre, +0,6 por ciento y IV trimestre, 0,8 por ciento.

La serie interanual es la siguiente: I trimestre, -16,3 por ciento; II trimestre, -13,5 por ciento; III trimestre, -9,8 por ciento y IV trimestre - 3,6 por ciento.

Por su parte, el Director Nacional de Cuentas Nacionales, Fernando Cerro, precisó que 2002 fue el peor año calendario de la historia argentina desde que comenzó a realizarse este tipo de mediciones en 1900.

Señaló que esta contracción sólo es comparable con una caída del orden del 10 por ciento que se detectó en 1914.

No obstante, detalló que si se pretende determinar el período con "caída más profunda" hay que tomar del cuarto trimestre del 2001 al tercer trimestre de 2002.

Cerro explicó además que "suponiendo que la actividad del cuarto trimestre se refleje en el primer trimestre de 2003 tendría un piso de PBI con un crecimiento de entre 2 y 2,5 por ciento".

Agregó que una variación de este nivel estaría en línea con la proyección corregida de 4,2 por ciento de crecimiento de PBI para 2003 comunicada por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, el lunes último en Washington.

La reducción anual de 10,9 por ciento es producto de una brutal caída de 36,1 por ciento en la inversión interna bruta fija.

La oferta y demanda globales se contrajo 14,9 por ciento, con una baja de 14,4 por ciento en el consumo privado y de 5,1 por ciento en el consumo público.

La importación de bienes y servicios se derrumbó 49,7 por ciento, aunque la exportación creció 3,2 por ciento.

Durante 2002, los sectores de bienes y servicios redujeron su participación en 11,4 por ciento, mientras que los productores de servicios perdieron 9,2 por ciento.

Fuente: DyN

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?