Vassalli retomará la fabricación de cosechadoras en Firmat

Los nietos de "don Roque" adoptaron la decisión; reincorporarán a ex empleados
(0)
22 de marzo de 2003  

FIRMAT, Santa Fe.- La familia Vassalli recuperó la fábrica de cosechadoras que representó al grupo económico durante más de cuatro décadas, tras desembolsar 6 millones de pesos en el marco de una licitación judicial.

Los nietos de don Roque Vassalli anunciaron que en las próximas semanas retomarán la fabricación de cosechadoras con el personal que estaba ocupado al momento de la quiebra, algo más de doscientos operarios.

El anuncio fue hecho en un hotel de esta ciudad por Mariana y Martín Vassalli. Los descendientes directos de don Roque señalaron que la reactivación de la empresa se complementará con el aporte económico de la aceitera Tanoni, de Bombal, con la que concretaron un proyecto asociativo, cuyos detalles no fueron dados a conocer a la prensa.

Roque Vassalli fabricó el primer cabezal maicero para trilla directa y la empresa que fundó vendió más de 5000 máquinas desde 1950. Ahora los nietos del recordado empresario, fallecido en 1997, aceptaron el desafío de continuar con la producción de cosechadoras.

El establecimiento se llamará Vassalli Hermanos SA. La idea de los titulares es poner en marcha un proceso de complementación con Vassalli Fabril que, en la actualidad, esta en plena actividad. La base de la licitación judicial del Juzgado Civil N° 23 de la Capital Federal fue de 3.700.000 pesos.

"Presentamos una oferta de 6 millones de pesos y la magistrada (Julia Villanueva) dispuso, en la resolución, que se deberán incluir a los 250 operarios que estaban trabajando antes del cierre", explicaron en la conferencia de prensa.

Propuesta

La jueza decidió, a fines de enero pasado, poner en venta la fábrica a través de una licitación nacional e internacional, y fijó fecha para el 27 de febrero. Las únicas dos ofertas que se presentaron por separado correspondieron a la familia Vassalli y la aceitera Tanoni, con una propuesta menor.

Previamente Villanueva desestimó un pedido de una cooperativa de ex empleados que presentó un proyecto al que calificaron de "viable", en el cual propusieron pagar un alquiler por la utilización de las instalaciones. Una convocatoria de acreedores a fines de 1993 puso fin al proceso productivo cuando la planta había sido adquirida por el grupo Koner-Salgado. Dos años después el empresario Roberto Cinelli la puso en marcha, pero, a los pocos meses, la Justicia decretó la quiebra.

Elementos Agrícolas reactivó la planta a fines de 1998, a través de un contrato de locación, y dos años después, la firma cerró definitivamente.

Los firmatenses esperan con ansias la reactivación y creen que la decisión de los Vassalli constituye "un signo que generará optimismo en esta ciudad del sur de Santa Fe".Carlos Tanoni, titular de la firma homónima, dijo que la participación de la empresa en el mercado de la agroindustria "se debe a una política de diversificación de las actividades que desarrolla la firma de Bombal".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios