Suscriptor digital

No es un sueño...

Por primera vez, un torneo local llega al escenario predilecto de los jugadores: el Luna Park; hoy, Rojas v. River y Bolívar v. Alianza
(0)
22 de marzo de 2003  

Los invade la emoción. Palpitan con la convicción de saber que cumplirán un sueño: jugar en el Luna Park. En los 71 años de vida con los que cuenta el Palacio de los Deportes, será la primera vez que el mítico escenario le abre sus puertas a un torneo local de voleibol: el Súper 4. Alianza Jesús María, Rojas Scholem, Bolívar-Signia y River Plate serán, a partir de hoy, los protagonistas de una historia que finalizará mañana, en un estadio que sigue sumando acontecimientos que amplían su rica trayectoria.

La apertura del torneo estará a cargo de Rojas Scholem (1°) y River (4°), a las 18.30; la jornada se completará con el choque entre Bolívar-Signia (2°) v. Alianza Jesús María (4°), a las 20.30. La definición será mañana, a las 19, con televisación de TyC Sports. A las 17, se hará el partido por el tercer puesto.

El Súper 4 es un torneo que disputarán los cuatro mejores equipos de la etapa regular de la Liga Argentina de Clubes, que repartirá 12.000 pesos en premios (7000 para el primero, 3000 para el segundo y 2000 para el tercero).

Los jugadores viven el Súper 4 de una manera especial. Consideran que estar entre los cuatro primeros equipos de la Liga Argentina ya es un hecho significativo, aunque la mayor emoción pasa por el escenario donde se disputará el torneo. "Entrar en el Luna Park es una experiencia espectacular y seguramente irrepetible -comentó Sebastián Fernández, capitán y armador de Alianza Jesús María-. No es un estadio más y poder jugar aquí es un orgullo."

Nicolás Bacigalup, capitán de River, coincidió con la opinión de su colega y agregó: "Cuando nos dijeron que el Súper 4 se hacía en el Luna Park no lo podíamos creer. Es algo que hay que disfrutar a pleno", señaló.

Ambos jugadores trataron de dejar por un rato lo sentimental de lado para pensar en lo estrictamente deportivo. Pero no pudieron: sus miradas rápidamente se perdieron en las interminables tribunas del Luna Park, un estadio en el que siempre soñaron jugar. Hoy ya será una hermosa realidad.

Los antecedentes

Este será el cuarto Súper 4. El primero se jugó en Río Cuarto, en 2000 (fue campeón Olympikus, de Azul); el segundo en San Francisco (2001, Obras, de San Juan), y el tercero en el predio de la Sociedad Rural Argentina en Palermo (2002, Rojas Scholem).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?