Suscriptor digital

México inauguró un consulado en Córdoba

Intenta fortalecer los negocios y las alianzas estratégicas
(0)
25 de marzo de 2003  

CORDOBA.- México inauguró su consulado en la ciudad de Córdoba, pero lejos de limitarse a un acto meramente diplomático le puso un sello con el que quiso identificar claramente la orientación que tiene la apertura de esa representación: la acompañó con una invitación muy concreta a hacer, ya y ahora: negocios y alianzas estratégicas.

En particular, los empresarios cordobeses concurrieron interesados en un Programa de Desarrollo de Proveedores que les expuso Claudio Zambrano, director de Inversión Extranjera del gobierno del Estado de Nueva León.

En una oferta muy concreta, dirigida principalmente a autopartistas, se les propuso explorar asociaciones para convertirse en "proveedores de proveedores" de dos grandes complejos automotrices, el de Toyota, en Tejas, y el Hyundai, en Alabama.

El convite fue complementado por Samuel Lara Sánchez, consejero comercial mexicano para la Argentina, Uruguay y Paraguay, que reseñó los programas que tiene el Bancomext -que promueve las exportaciones mexicanas- para apoyar operaciones de comercio exterior y de inversión.

El bordado se completó con la presencia de la embajadora de México en la Argentina, Rosario Green, que presentó al flamante cónsul honorario, Alejandro Pedrosa.

Su elección no fue casual: es miembro de la empresa Prodismo, una fabricante cordobesa de matrices, moldes y dispositivos de ensamble, que hace tiempo cuenta con una radicación en México.

Pedrosa ha sido uno de los más entusiastas impulsores de las relaciones comerciales entre los dos países y, en particular, con Córdoba. La embajadora, por su lado, ha cultivado una estrecha relación con Córdoba y su Cámara de Comercio Exterior.

Potencial

El acontecimiento fue enmarcado por un seminario de oportunidades comerciales entre México y la Argentina, al que asistió una numerosa concurrencia de empresarios.

Zambrano les informó sobre las posibilidades de negocios que brinda el Estado de Nueva León, su capital, Monterrey, y la región que conforma junto con Coahuila y Tamaulipas.

Nueva León cuenta con el 4 por ciento de la población mexicana pero genera el 8,6 % del producto bruto del país. Sectorialmente, produce el 9,4 % de los productos manufacturados, el 50 % de la cerveza, y su participación es muy destacada en rubros como el cemento, el vidrio, el acero, las autopartes y los servicios financieros, entre muchos otros.

Allí están radicadas un millar de empresas extranjeras de las marcas mundiales más conocidas en distintas ramas de actividad.

Su nivel de vida es el más elevado de México, el 52 % del presupuesto gubernamental se dedica a educación y es conocida la jerarquía académica de su Universidad Autónoma de Nueva León. Por todo eso, "Monterrey es líder industrial en México", apuntó el funcionario. Y lo que les ofrece a los empresarios de otras latitudes "es productividad, oportunidades de negocios y alianzas estratégicas".

En Córdoba, la propuesta tiene terreno fértil para crecer. Ya hace unos años que se lo está abonando y el Procor, un facilitador de negocios del sector privado, viene desarrollando acciones para estimular las relaciones comerciales y económicas.

Su titular, Roberto Avalle, anunció también el programa que se ha elaborado para este año, que comprende encuentros empresariales en mayo y participación en varias ferias. En suma, la relación entre México y Córdoba ofrece un interesante horizonte de oportunidades, según coincidieron los asistentes y animadores del seminario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?