Suscriptor digital

Pura mitología académica

Recuerdos de una historia gloriosa
(0)
25 de marzo de 2003  

La entrañable Tita. Elena Margarita Mattiussi, junto con Alfio Basile y el Panadero Díaz; desde su humilde trabajo como lavandera, Tita fue una madre para cientos de jugadores

Cotillón del 30. Un pañuelo de las primeras épocas del profesionalismo, estampado con una foto del equipo

Las casas. la cancha de tribunas de madera, en Alsina y Colón, Avellaneda, donde Racing escribió sus primeras páginas en el fútbol; sobre ese mismo terreno se erige hoy el Cilindro

De colección. un póster del equipo que obtuvo la Copa Competencia en 1933, un certamen no oficial; abajo, un carnet de socio de los de antes –corresponde a los comienzos de la década del 40–, de cuerina y con forma de libretita.

Pasaportes a los sueños. Una entrada para la segunda final Racing-Celtic, jugada en Avellaneda; y un ticket para el partido con Vélez que selló el grito de 2001.

Cosecha 2001. La creatividad de los hinchas eufóricos por el último título exploró mil caminos: champagne académico, cintas conmemorativas y la famosa estatua de Mostaza Merlo

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?