Suscriptor digital

Melconian será el ministro de Economía si gana Menem

Buscan revitalizar la campaña
(0)
30 de abril de 2003  

El sacudón que significó para Carlos Menem la escasa diferencia obtenida sobre Néstor Kirchner en la elección del domingo forzó un brusco cambio de su estrategia: decidió anunciar en forma anticipada los ministros que lo acompañarán si gana el ballottage y retó a su rival a un debate público para el 14 de mayo.

El economista independiente Carlos Melconian, uno de los consultores más requeridos del momento, quedará ungido mañana como candidato formal de Menem a ocupar el Palacio de Hacienda, confirmó a LA NACION una fuente inobjetable.

De ese modo, confrontará en forma directa con el ministro Roberto Lavagna, a quien Kirchner pretende retener en el cargo.

Menem se vuelca de lleno a captar el voto no peronista y, a más de dos semanas de la segunda vuelta, presentará en un acto público "la nueva generación" que tantas veces prometió promover al poder.

El protagonismo en la campaña de ex funcionarios cuestionados impidió romper la barrera de rechazo que genera la candidatura de Menem en el electorado independiente, según reconocen los colaboradores del ex presidente.

La crisis que estalló en el menemismo tras el domingo obligó al candidato a aceptar un "maquillaje" de su comando de campaña y de su entorno.

Parte de la ofensiva decidida para reposicionarse incluye el reto a Kirchner, pese a la tradicional reticencia de Menem a aceptar debates con otros postulantes. Incluso reclamó que Ricardo López Murphy modere la discusión, tal como exige el líder del Movimiento Federal Recrear.

Ya hay contactos con el canal TN para que organice la convocatoria.

"La decisión de debatir será extendida a los técnicos designados como futuros ministros, de manera que la gente conozca claramente quién los va a gobernar", afirmó el compañero de fórmula, Juan Carlos Romero.

Jorge Castro, ex secretario de Planeamiento Estratégico, será mencionado como "futuro canciller" -según las fuentes- y del empresario Francisco de Narváez, como coordinador técnico.

Otros 30 técnicos en general poco conocidos serán expuestos como integrantes del eventual tercer gobierno menemista. "Queremos anunciar un gabinete de lujo, que desnude las debilidades de Kirchner", dijo uno de los artífices del golpe de timón.

Entre esos nombres estará Pablo Rojo, ex titular del Banco Hipotecario y perdedor en la pelea por manejar el plan económico. Es bastante probable que Menem lo presente como candidato a manejar el área de Defensa.

También estarán los economistas Rogelio Frigerio (nieto), Diego Estévez y Francisco Susmel, el penalista Oscar Salvi, el abogado laboralista Carlos Torres, el ex diputado Javier Mouriño, el ex ministro de Educación Manuel García Solá y el médico Raúl Matera (hijo), entre otros.

Menem habló con el gobernador de La Pampa, Rubén Marín, para convencerlo de que acepte ser presentado como posible ministro del Interior. La definición sigue pendiente.

Cambio de manos

La responsabilidad de la segunda parte de la campaña quedó a cargo de Romero, mientras perdieron capacidad operativa los históricos Alberto Kohan y Eduardo Bauzá. Este último renunció anteayer a sus funciones en un intento por arrastrar a los demás responsables del primer tramo.

La autocrítica de Bauzá causó fuertes discusiones, pero Menem terminó por darle razón. La renovación urgente del staff y el golpe de efecto que significa anunciar un gabinete fueron los consejos centrales del consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba (experto en ballottage) que asesora a Menem a partir del domingo.

El pobre desempeño de Menem en el conurbano bonaerense, donde Kirchner equiparó la elección, llevó a la separación del ex diputado Alberto Pierri de la conducción estratégica en ese territorio.

Luis Patti, uno de los impulsores de la renovación de caras y métodos con miras al ballottage, aumentará su poder en el control de la campaña.

Menem decidió con sus asesores pasar buena parte de las próximas semanas en la provincia, para recibir dirigentes y atenuar el peso decisivo del aparato del PJ bonaerense, que domina el presidente Eduardo Duhalde.

Santa Fe y Mendoza serán otros destinos fundamentales de la ofensiva menemista. Se profesionalizará la campaña (habrá nueva agencia de publicidad) y se centralizarán las decisiones. No habrá actos masivos y sí mucho énfasis en enfrentar posiciones con Kirchner y sus técnicos.

"Los argentinos deben decidir si quieren ser España o Cuba", es una de las frases que empleará Menem para aguijonear a su rival, en relación con su rechazo a condenar las violaciones a los derechos humanos del régimen de Fidel Castro.

La posición internacional, la línea económica y la seguridad formarán el eje del discurso menemista.

En ese sentido, Melconian, Castro, Rojo y Patti encabezarán una fuerte campaña de declaraciones en los medios para explicar en detalles el plan del ex presidente. "Tenemos que desnudar las carencias de Kirchner", les dijo Menem a sus asesores íntimos, a quienes les pidió una radiografía del programa de sus competidores.

Pese a los traumáticos cambios en el comando de campaña, Menem pasó casi todo el día en el hotel Presidente reunido con Kohan, Bauzá y su hermano Eduardo. También pasó por sus oficinas el ex ministro Carlos Corach.

Eso sí, decidió buscar un nuevo lugar de encuentro: el lobby del hotel se convirtió desde el lunes en un "mar de busquines ", como definió un encumbrado operador, fastidiado con la cantidad de dirigentes (muchos de ellos cuestionados en la Justicia) que pretender saludar al candidato y anotarse para algún cargo futuro.

Algunos candidatos a ministros

Jorge Castro

Exterior

Fue secretario de Planeamiento Estratégico los últimos dos años del gobierno menemista, desde donde se convirtió en uno de los principales cerebros de la política exterior del ex presidente. Es periodista económico y defiende la necesidad de una fuerte alianza comercial y política con los Estados Unidos.

Oscar Salvi

Justicia

Después de ser un juez de alta exposición pública en los años 80, se convirtió en uno de los abogados penalistas más renombrados del país. Defendió a Menem en el caso del tráfico ilegal de armas. Podría ser designado como posible ministro o como secretario Legal y Técnico, área clave del Poder Ejecutivo.

Francisco De Narváez

Coordinador técnico

Este empresario ingresó en el ambiente político el año pasado cuando empezó a prepararle el plan de gobierno a Mauricio Macri. Después fue tentado por el Gobierno para acercar sus equipos y planes a Kirchner, pero optó por Menem. Será presentado como el nexo entre los profesionales menemistas.

Pablo Rojo

Defensa

El ex jefe del Banco Hipotecario manejó los equipos económicos de Menem junto con Diego Estévez y Rogelio Frigerio (nieto). Al elegir a Melconian para Hacienda, el ex presidente aspira a ofrecerle otro cargo de relevancia. Aunque todavía no se definió exactamente, podría ser la cartera de Defensa.

Manuel García Solá

Educación

Fue ministro de Educación en los últimos meses del gobierno menemista, pero su juventud le permite aparecer en los primeros planos nuevamente. El ex presidente le está agradecido por el trabajo que hizo en su provincia, Chaco, donde fogoneó el triunfo del Frente para la Lealtad.

Beatriz Nofal

Comercio Exterior

Menem sondeó a esta ex diputada radical -que renunció a su banca- para que se encargue de un ministerio que pretende crear. En el comando del ex presidente daban por hecho que integrará la lista de técnicos que mañana serán presentados como parte del "gabinete de lujo" tan anunciado.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?