Abrió un centro cultural en la casa de Victoria Ocampo

Será la nueva sede del Fondo Nacional de las Artes; habrá muestras y conciertos
(0)
16 de mayo de 2003  

En la Argentina de la crisis, muy buenas noticias siguen llegando del campo de la cultura. Ayer, la magnífica casa que perteneció a Victoria Ocampo, ubicada en el exclusivo Barrio Parque, de Buenos Aires, fue inaugurada como un centro de actividades culturales abierto al público y de ingreso gratuito.

La casona de la calle Rufino de Elizalde 2831 pertenece al Fondo Nacional de las Artes (FNA), que preside la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat. Allí se fundó la mítica revista Sur, señera en la cultura argentina. La casona se suma al renovado circuito cultural marcado por los museos de Bellas Artes, de Arte Decorativo, de Arte Oriental, el Malba, el Palais de Glace y el Centro Cultural Recoleta, entre otras salas.

La casa fue adquirida por el FNA a mediados de 2001 -seis meses antes del inolvidable corralito- en tres millones de dólares. El mantenimiento y la seguridad del nuevo centro cultural serán sostenidos por el FNA, cuyo presupuesto es autárquico.

Dueña de una formidable villa en Mar del Plata, que administra la municipalidad local, y de otra casona que permanece cerrada, en San Isidro, Victoria Ocampo creó en la casa de Barrio Parque la revista Sur, que vio la luz en enero de 1931. Según los antecedentes, el nombre Sur fue elegido por el filósofo español José Ortega y Gasset, con quien la mecenas argentina mantuvo una larga correspondencia. Sur se inspiró en la Revista de Occidente, fundada en 1923 por el intelectual español, y en la Nouvelle Revue Française, creada en 1909 en París.

La casa encierra en su origen un misterio pocas veces develado. Si bien se le atribuye su construcción a Le Corbusier, en realidad fue edificada en 1928 por el arquitecto Alejandro Bustillo, con quien Ocampo mantuvo una relación conflictiva.

Es probable que la confusión haya surgido porque Victoria le encargó al célebre Le Corbusier otro proyecto edilicio que luego no se concretó.

Un lugar en el mundo

En el centro cultural se aloja ya la colección artística del FNA, compuesta por 300 obras, entre pinturas y esculturas. Y habrá una sala para exposiciones temporarias en la planta baja de la casona, que consta de tres pisos, una amplia terraza y parque. Esa sala será construida a partir de una ampliación de obra.

La idea del directorio del FNA -que integran Héctor Tizón, Ernesto Schoo, Oscar Barney Finn, Luis Benedit, Diana Saiegh, Horacio Salas, Carlos Paz, Horacio Sanguinetti, Antonio Rodríguez Villar, Nora Massi, Alberto Nicolini y Francisco Kršpfl- es poner en marcha en un mes una programación que incluya conciertos, espectáculos coreográficos, teatro, charlas, recitales de poesía, proyecciones audiovisuales, actividades literarias, conferencias, presentaciones de libros y muestras, entre otras actividades. Abrirá de martes a domingo, de 14 a 20.

Ayer, en un breve diálogo con LA NACION, Fortabat dijo que "en la sede de la calle Alsina, el FNA no tiene suficiente lugar para recibir todos los pedidos del interior del país. En esta nueva sede podremos recibir las obras de los artistas que sean dignas de ser exhibidas, lo que se hará en forma gratuita. Hay muchas cosas que ellos nos proponen, pero no podemos mostrar en nuestra sede de Alsina".

La presidenta de la entidad -que lucía un atuendo en colores fucsia y negro muy sentador- destacó que "desde donde esté, seguramente Victoria estará contenta. Este centro cultural se incorporará al circuito de museos que existe en la zona".

En la planta baja, una de las salas abiertas al público fue diseñada por el arquitecto Néstor Otero, que ideó una muestra en la que se cuenta la historia de la casa y su vinculación con Victoria Ocampo, a quien también está dedicada otra sala más pequeña. Otero aportó una valiosa colección completa de Sur y libros editados por la escritora.

En una pared de la sala más pequeña puede leerse un texto autobiográfico de Victoria Ocampo en relación con la casona de Barrio Parque: "El arreglo de mi nueva casa me absorbió como jamás lo había hecho Tucumán... La simpatía o la antipatía que los cuartos pueden inspirarme es violenta. Casi física. Como un clima".

Con motivo de la inauguración, el directorio del FNA realizó ayer su reunión en la sede de Barrio Parque. Como la histórica fotografía que en 1931 Victoria Ocampo y el grupo fundador de Sur se tomaron en la escalera que conduce a la planta alta, ayer Amalia Lacroze de Fortabat y el directorio repitieron la toma.

En el grupo fundador de Sur se encontraban, además de Ocampo, Eduardo Mallea, Jorge Luis y Norah Borges, Eduardo y Enrique Bullrich, Pedro Henríquez Ureña, Francisco Romero, Guillermo de la Torre, Oliverio Girondo, Ramón Gómez de la Serna, Norah Lange, María Rosa Oliver y Ernest Ansermet. Hubo una nutrida presencia de artistas e intelectuales, pero escasa representación oficial. Sólo asistieron el ministro de Defensa, Horacio Jaunarena, y el secretario de Cultura porteño, Jorge Telerman.

Fortabat -acompañada por Jaunarena, monseñor Eugenio Guasta y el directorio- destacó que el FNA continuará promoviendo y difundiendo "el arte y la cultura sin otra exigencia que la calidad".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios