Suscriptor digital

Murió Ricardo Castro Ríos

El primer film en el que actuó fue "La cabalgata del circo"
(0)
24 de enero de 2001  

A los 80 años falleció el actor Ricardo Castro Ríos. En los últimos tiempos se vio afectado por una enfermedad terminal que le impidió desarrollar toda actividad. En diciembre último fue internado en un centro asistencial porteño, donde finalmente se produjo el deceso .

Sus restos fueron sepultados en una quinta de la localidad bonaerense de Carlos Spegazzini, ubicada en el partido de Ezeiza.

Ricardo Castro Ríos, nacido el 2 de abril de 1920, en España, llegó a nuestro país a los seis años y aquí desarrolló toda su labor artística, que comprende más de treinta títulos cinematográficos bajo la dirección de renombrados directores. De la misma manera, en los escenarios también encontró un espacio tanto en la comedia como en el drama .

Sus primeros pasos los dio en los teatros vocacionales mientras iniciaba sus estudios de Derecho. Sin embargo, esta inclinación jurídica fue dejada de lado cuando el actor comenzó a cosechar los primeros elogios del público y de la crítica. Esto lo impulsó a completar su formación con Esteban Serrador y Ana Lasalle.

Los primeros pasos

Debutó con "El rosal de las ruinas", de Belisario Roldán, y en 1944 comenzó una carrera cinematográfica que llegó hasta 1975.

"La cabalgata del circo" fue su primer film, al que siguieron "Inspiración", "A sangre fría", "Mirad los lirios del campo", "Historia de una mala mujer", "Rodríguez supernumerario", "María Magdalena", "El juramento de Lagardere", "Marta Ferrari", "Requiebro", "Una viuda difícil", "Todo el año es Navidad", "Kuma-Ching", "La vida continúa", "Simplemente una rosa", "Carmiña, su historia de amor", etcétera.

Era difícil que no se lo convocara para un film donde se hacían necesarias la planta y la seducción de un galán.

Sabía componer al seductor que envuelve con palabras dulces las intrigas de "Una viuda difícil", que le permitió demostrar su ductilidad en la comedia, pero también adquiría presencia cuando se trataba de mostrar la nobleza en la amistad, tal como lo demuestra en "Requiebro", film de Carlos Schlieper, donde participa de un elenco encabezado por Carmen Sevilla y Angel Magaña.

Pero no le tembló el pulso cuando se trató de dar vida al inescrupuloso delincuente en aquella película, "El gran robo", que dirigió y protagonizó en nuestro país Rossano Brazzi.

Conmovedor resultaba a la hora de tratar temas donde había que jugarse con la emoción y la ternura. Aún se recuerda aquel capítulo de la versión cinematográfica de "Todo el año es Navidad", donde encarna, junto a Nelly Meden, al hombre casado que no puede tener hijos y se niega a la adopción.

Aunque incursionó en el teatro -su última actuación fue en "La llegada del batallón"- y la televisión, fue el cine el medio que le permitió demostrar su capacidad para la composición de caracteres disímiles. Versátil como pocos, logró desplegar sus condiciones actorales para alcanzar interpretaciones potentes y convincentes a la hora de juzgar los resultados.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?