Falleció Roberto Rocca, hijo del fundador del Grupo Techint

(0)
10 de junio de 2003  • 12:46

Roberto Rocca, presidente honorario de Techint e hijo del fundador de ese Grupo, murió hoy en Italia a los 81 años, como consecuencia de una afección pancreática, confirmaron a LA NACION LINE voceros de esa empresa en Buenos Aires.

Los Rocca constituyen una de las familias más ricas del mundo, con alrededor de 1600 millones de dólares de patrimonio.

La facturación anual de Techint -que tiene oficinas en 20 países y sedes centrales en Buenos Aires y Milán- alcanza los 7500 millones de dólares, de los cuales 3500 millones provienen de sus negocios en Argentina.

Perfil de un industrial

Roberto Rocca nació en Milán en 1922. Estudia y se gradúa en ingeniería mecánica en el Politécnico di Milano (1945), luego de haber participado en la Segunda Guerra Mundial como oficial de máquinas en un submarino de la Marina Italiana. Continúa sus estudios en el Massachusetts Institute of Technology donde obtiene en 1950 el doctorado (PhD) en Metalurgia.

En 1945 Roberto Rocca se une a su padre Agostino, una de las figuras centrales de la siderurgia Italiana tras las dos guerras mundiales, en la fundación de Techint, y durante los años ´50 y ´60 contribuye al rápido crecimiento de la nueva empresa que opera en el área de la siderurgia, de la ingeniería y de la construcción.

Cuando en 1978 sucede a su padre en la dirección del Grupo, Techint es una organización de 15 mil empleados con dos plantas siderúrgicas en Argentina (Siderca en Campana, productora de tubos de acero sin costura, y Propulsora Siderúrgica en Ensenada, productora de laminados planos de acero) y una actividad internacional de ingeniería y construcciones, presente fundamentalmente en América Latina.

En la década del ´80, Roberto Rocca impulsa un gran crecimiento de la actividad industrial de Techint con un ciclo de inversiones en las plantas, en tecnología y en investigación; un programa que culmina con la expansión de la planta de Siderca en Campana (provincia de Buenos Aires) y que le permite al Grupo jugar un papel protagónico en el mercado internacional de tubos sin costura. Son años en los que Techint se transforma en una empresa que opera a escala global con una fuerte presencia en la construcción de infraestructura para la industria energética a través de ductos, refinerías y centrales eléctricas.

En los años ´90, el éxito de Siderca demuestra que es posible construir desde la Argentina un modelo industrial capaz de competir en escala mundial. Con la incorporación al Grupo Techint de Tamsa de México y Dalmine de Italia -donde Roberto Rocca asume la Presidencia en 1996- más la sucesiva integración de NKK de Japón, Algoma de Canadá, Confab de Brasil y Tavsa de Venezuela, se sientan las bases para la creación, en 2002, de Tenaris, sociedad cotizante en el NYSE, en la Bolsa de Buenos Aires, Milán y México, que concentra toda la actividad del Grupo en el área de los tubos y de la cual Roberto Rocca asume la Presidencia del Directorio.

En este mismo período, Roberto Rocca lleva a cabo otro gran proyecto siderúrgico: la creación de un polo integrado de productos planos en torno a la empresa Siderar, que suma la herencia de Propulsora Siderúrgica y de Somisa, coronando un antiguo sueño de Agostino Rocca de tener en la Argentina una verdadera empresa integrada capaz de producir laminados de acero a partir de mineral de hierro. Con la adquisición de Sidor en Venezuela a finales de 1997, el Grupo Techint se transforma en un protagonista del mercado latinoamericano de aceros planos y largos. En 1999 Roberto Rocca recibe el Willy Korf Award, máximo reconocimiento mundial para los empresarios siderúrgicos.

También las actividades de ingeniería, construcciones e ingeniería industrial se desarrollan vigorosamente y animan al Grupo Techint a ingresar en otras áreas: petróleo, con la creación de Tecpetrol en 1981, y servicios, ingresando al mundo de las telecomunicaciones con Techtel. Hoy, a 25 años del día en que Roberto Rocca asume la dirección del Grupo, Techint es una realidad mundial, con más de 50 mil personas y una red de plantas industriales y sedes operativas presentes en cuatro continentes.

Roberto Rocca ha tenido un profundo compromiso con el desarrollo industrial de nuestro país. Esto ha sido el hilo conductor de su actividad de empresario. Las grandes inversiones en las plantas del Grupo -desde Campana a Ensenada y a San Nicolás-; la creación de una organización de investigación industrial de vanguardia; la atención puesta en el profesionalismo de los recursos humanos formados en las mejores universidades de la Argentina y del mundo; la construcción de un sistema transparente de relaciones con los inversores, el personal, las comunidades; la búsqueda de la calidad y de la excelencia, superan el ámbito de acción del Grupo Techint y se transfieren como valores a la sociedad civil.

A través de su actividad en el Instituto de Desarrollo Industrial (IDI) y en el Observatorio PYMI contribuye al debate político-económico de la Argentina. Roberto Rocca defiende y valoriza el rol de la industria en la vida económica del país a partir de la experiencia del modelo italiano y europeo en los cuales la pequeña y mediana empresa actua como motor de progreso.

En cada uno de sus actos, infunde su calidez humana y valora la sencillez de los pequeños gestos. Su estilo de conducción, además de privilegiar el consenso, alienta a los hombres de acción y da espacios a las generaciones jóvenes con anhelos de realización. Su convencimiento de que cada hombre da lo mejor de sí mismo cuando actua con pasión en la realización de sus proyectos, hace que la gente se sienta dueña de sus obras.

Roberto Rocca tiene profunda conciencia de la responsabilidad social de los empresarios, y considera que la gran empresa tiene un rol central en la creación y transferencia de riqueza hacia la comunidad que la sostiene.

Casado con Andreina Bassetti, tenía tres hijos, Agostino -fallecido en abril de 2001 en un accidente aéreo en viaje a la Patagonia-; Gianfelice y Paolo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?