Arauz Castex

El sepelio
(0)
30 de enero de 2001  

El fallecimiento del doctor Manuel Arauz Castex, ex juez de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y ex ministro de Relaciones Exteriores y Culto, a los 85 años, entristeció a familiares, amistades y compañeros de militancia en el peronismo.

Había nacido en Buenos Aires el 18 de febrero de 1915, del matrimonio de Manuel Arauz y Laura Elina Castex. Estaba casado con María Teodosia O´Connor, con quien tuvo cuatro hijos que le dieron diez nietos.

Vivió siempre en Adrogué y era socio vitalicio del Adrogué Tennis Club.

De fácil y medida palabra, fue un excelente estudiante y se destacó en los cargos que ocupó en el Poder Judicial y cuando estuvo al frente del Palacio San Martín, entre 1975 y 1976.

Cursó el secundario en el Colegio Nacional de Buenos Aires, de donde egresó en 1932 con medalla de oro. Seis años después, se graduó con diploma de honor en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, donde integró el consejo directivo como delegado estudiantil.

En 1941 se doctoró en jurisprudencia con la tesis "Ley de orden público", y tres años más tarde comenzó su carrera docente: fue profesor adjunto de derecho civil, primero, y desde 1949, titular.

Tuvo una destacada carrera en la Justicia de la Capital, donde ingresó como meritorio y terminó como ministro del máximo tribunal. Comenzó en el Juzgado en lo Civil Nº 6, en 1939, y diez años más tarde fue designado vocal de la Cámara Primera de Apelaciones, en el mismo fuero.

Por sus conocimientos y su capacidad, fue un hombre de consulta para la sanción de normas de trascendencia. Entre 1948 y 1949, dirigió la redacción de proyectos luego convertidos en las leyes de adopción, propiedad horizontal y bien de familia, entre otras.

Después de la Revolución Libertadora de 1955, fue separado de sus cargos en la magistratura y en la cátedra. Se dedicó entonces al ejercicio de la profesión.

En junio de 1973 fue nombrado ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y renunció dos años después, para reintegrarse a la actividad privada.

El 2 de octubre de 1975 fue designado ministro de Relaciones Exteriores y Culto, cargo que desempeñó hasta la caída de María Estela Martínez de Perón, en marzo de 1976.

Durante su gestión fue recibido por el papa Paulo VI, a quien le entregó una adhesión al mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 1976.

En la década del ´80 fue apoderado de María Estela Martínez de Perón.

Sus restos fueron inhumados en el cementerio Jardín de Paz.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?