Dos tiras de mudanza

La productora cuenta las vicisitudes de estar fuera del aire; hoy vuelven sus programas, ahora por América
(0)
28 de julio de 2003  

Los estudios Pampa son y no son los mismos. El efecto Cris Morena se traduce en los colores que ahora tienen el patio, los pisos, las paredes, todo. Transformar el antiguo gris en alegres tonos pastel fue una tarea que llevó un mes y es por eso que sólo hace unos pocos días se pudo hacer la mudanza de las parafernalias de "Rebelde Way" y "Rincón de luz".

Pero lo peor ya pasó. Atrás quedó la crisis con Canal 9 ahora que los programas tienen nueva emisora -hoy debutan en América- y la vida en estos estudios recién comienza. Algo se perdió en el camino: dinero y proyectos. Pero también, como en toda prueba y error, algo se ganó. En torno de ese delicado balance giró la entrevista con Cris Morena, a solas con LA NACION, en el corazón de su nueva fábrica de fantasías.

-Este cambio de canal es inédito...

-Yo no recuerdo un caso similar.

-Tal vez algún unitario, pero nunca una tira. Menos dos.

-Claro, nunca pasó de un día para el otro y con dos programas. Pero lamentablemente estuvimos un mes fuera del aire con "Rincón de luz" y "Rebelde Way" por el tema de armar todos los estudios.

-¿Aprovechaste ese mes para reformular algo de contenido?

-No. Aproveché para hacer seis o siete programas en Bariloche. Aproveché veinte días para hacer exteriores muy copados, algo que en las tiras diarias es muy complejo porque no se puede tener a todos los chicos al mismo tiempo por sus horarios, por el colegio, etc. Así que vamos a arrancar en América con una superproducción. En ese aspecto nos vino bárbaro y es como un relanzamiento que no hubiera tenido de seguir en Canal 9.

-El mes de ausencia también aumentó la expectativa del público...

-No sé qué decirte. No fue a propósito. Fue obligado. No sé si es bueno o malo. Me hubiera gustado no perder un mes de aire porque son veinte capítulos y eso significa veinte capítulos menos para vender afuera.

-¿Qué te conviene más: producir acá o vender afuera?

-Las dos cosas: necesito producir acá para vender afuera. Ahora producir acá es más económico que lo que puede ser en otros países, con la ventaja de que hay un talento enorme en cuanto a lo actoral y lo técnico. Tenemos recursos a nivel europeo y una manera de trabajar tan organizada que podemos hacer un programa por día, que es muy importante para abaratar los costos.

-No obstante, si se produce acá un programa caro sin venta en el exterior, no dan los números...

-No es que sea muy caro "Rebelde Way", por ejemplo. Es una tira con mucha producción, pero no es carísima. Lo que pasa es que ninguna tira se puede bancar a sí misma y por eso todo el mundo está tratando de vender las latas afuera. La venta de latas, por lo menos, te permite recuperar algún costo. Otra forma de recuperar es vender el formato.

-Yair Dori, tu socio, se ocupa de Israel, y vos, de la Argentina. ¿Por qué Telefé, que no emite los programas, hace la venta internacional?

-Sí, es rarísimo, pero Telefé tiene la mejor distribuidora en este momento y ellos enseguida quisieron tomar el producto y nos pareció bien. Así que cerramos con ellos para distribuir las dos tiras. Hoy por hoy, "Rebelde Way" y "Rincón de luz" están vendidos en treinta países.

-¿Por qué este año no hacés teatro, un clásico de Cris Morena?

-Durante ocho años seguidos hice teatro. Y este año lo iba a hacer. Hasta tenía una carta de intención con el Luna Park para hacer la comedia musical de "Rincón de luz", a la tarde, y un show de "Rebelde Way", a la noche. Pero cuando volví de Israel para terminar de cerrar el acuerdo me enteré de que me quedaba sin canal. No sabía qué iba a pasar. Me pareció una locura hacer el Luna Park sin tener canal y con todo lo que significaba una mudanza en el caso de que pudiera ir a otro. Entonces decidí hacer gira con los chicos de "Rebelde Way" y les está yendo fantástico.

-En 2004, ¿siguen "Rebelde Way" y "Rincón de luz"?

-No sé qué decirte. La verdad es que estoy esperando que llegue mi socio, el 10 de agosto, y nos vamos a sentar a ver qué vamos a hacer. Todo anda bien y supongo que seguiremos, pero también depende de lo que se nos ocurra. También tengo ganas de hacer una película con "Rebelde Way" y no sé si hacerla en el verano de 2004 o esperar un año más. Tenemos que ver... pero casi seguro que seguimos.

-¿Es posible que en algún momento vuelvas a Telefé?

-Yo, en realidad, no pienso en volver o en ir a ningún lado. Escucho ofertas y de acuerdo con lo que me parece conveniente para el producto elijo el canal. En este momento fue buenísimo lo de América porque ellos me necesitaban y yo los necesitaba a ellos. Fue el único canal de los tres (América, Canal 13, Telefé) que me ofertó una cosa concreta, clara y al toque. Otros me llamaron y me dijeron: en septiembre o en octubre o, por ahí, un programa ahora y otro en el verano, etc., porque las grillas a mitad de año, lógicamente, estaban muy completas. Y América, como ya me había querido tener antes, vio en esto una oportunidad y yo necesitaba estar en el aire por todos los compromisos internacionales y porque no quiero dejar a la gente sin trabajo. Vos pensá que estuve un mes fuera del aire y la gente siguió trabajando y los sueldos se cobraron igual. Estoy superorgullosa de eso. Como empresaria para mí es una responsabilidad grande.

-Una responsabilidad que antes no tenías...

-Antes no la tenía. Antes mi tarea era más de contenido artístico y la responsabilidad era de Telefé. Pero desde que asumí el tema de la productora ya la responsabilidad es mía y los conflictos los tengo que cargar yo.

-Con América, ¿tenés contrato hasta diciembre?

-Tengo un contrato hasta diciembre con opción, pero la opción primera es de América porque se portó muy bien conmigo y me parece que no le puedo fallar. No soy de hacer esas cosas.

-¿Y qué pasa con Canal 9?

-Ellos tienen una gran deuda conmigo. No sé bien cómo se hace en una convocatoria, pero sé que hay que esperar que un juez se haga cargo y se renegocie la deuda.

-¿Cuánto se te debe?

-Se me debe casi todo de los dos programas de 2003. Creo que nos pagaron febrero de "Rincón de luz" y que ni siquiera pagaron ya marzo ni de "Rebelde Way" ni de "Rincón de luz", que se emitieron hasta junio inclusive. Julio no se emitió, así que para mí la pérdida fue enorme y a eso se sumaron los gastos de la mudanza. Pero esto es un negocio y en los negocios se gana y se pierde.

-¿Y cuánto creés que podrás recuperar? ¿El 50 por ciento?

-No creo. Pero, bueno, entre la gira que estamos haciendo y el contrato que tenemos con América vamos a hacer un mínimo recupero.

-¿Cómo te enteraste del gran problema?

-Daniel Hadad me dijo que no me podía seguir pagando y me preguntó si yo podía seguir haciendo el programa gratis. Yo le contesté que tenía que hablar con mi socio que era el que manejaba lo comercial. Ahí empezaron las idas a Israel de ellos y mi socio después vino para acá y terminaron arreglando que gratis no se trabaja a esta altura de la vida.

-Gratis quiere decir...

-Por el aire. Así que tomamos la decisión de irnos. Y cuando tomamos esa decisión, renegociamos la deuda, pero después el canal entró en convocatoria. Además, empezaron los despidos y otras situaciones que hacían muy difícil seguir en el 9. Es complejo trabajar en un canal en crisis.

-¿Cuánto aprendiste en este tiempo como productora?

-Mucho. Porque me tuve que meter en el mundo de las finanzas y de la administración, para lo que soy bastante negada. Como productora, creo que sería importante para todos que cuando alguien vaya a comprar un medio de comunicación exista una serie de previsiones tomadas tendientes a no destruir una fuente de trabajo. Comprar un canal de televisión no es comprar una concesionaria de autos o un terreno para hacer un edificio. Yo vengo de una época en la que los canales estaban en manos de personas que sabían de televisión: de Goar Mestre a Yankelevich o Héctor Ricardo García. Hoy no sabés para quién trabajás. Y todos los canales están igual: endeudados. Ninguno está sano.

Rincón de luz

  • Comienza hoy, a las 18, en la pantalla de América, protagonizado por Soledad Pastorutti y Guido Kaczka. Sus personajes, Soledad Acosta y Alvaro del Solar, sin saberlo, continúan enamorándose. Soledad todavía oculta la existencia de Luis, su novio.
  • Rebelde Way

  • A partir de hoy, a las 20, por América. Con Luisana Lopilato, Camila Bordonaba, Felipe Colombo y Benjamín Rojas. Cómo había quedado la historia: Mía y Manuel escapan. Marizza se entera de que Octavio es el padre. Mía y Manuel olvidan los pasajes. Vuelven y Mía se entera de que él se acostó con Sabrina.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios