Suscriptor digital

Moriatis: un nuevo apellido en la lista de ganadores

Con sólo 23 años y 19 carreras, el hombre de Lanús logró su primera victoria; el podio, íntegramente de Ford, lo completaron Alejandro Occhionero y Gabriel Ponce de León
Roberto Berasategui
(0)
14 de julio de 2003  

NUEVE DE JULIO.- Más de 30.000 personas colmaron el autódromo, que jamás recibió tanta gente. Allí estaban los hinchas, con las banderas de sus marcas preferidas y de sus ídolos. Marcos Di Palma, Traverso, Ortelli, el Gurí Martínez, Bessone, Silva, Fontana y otros tantos. Sin embargo, tanta pasión no garantiza ver a sus admirados pilotos montados en el triunfo esperado. En medio de tantos consagrados, el dominio perteneció a Emanuel Moriatis, para muchos un desconocido, que con sólo 23 años y 19 carreras en el Turismo Carretera obtuvo su primera victoria en la categoría más popular del país, con un Ford.

Puede que su apellido no esté en boca de todos, pero aquellos que siguen las competencias locales saben de sus cualidades, mucho más después de marchar tercero en Rafaela, el año último (hasta que se le rompió el motor), y de largar en la pimera fila en Río Gallegos (pinchó un neumático en la grilla).

No sólo es una curiosidad que un piloto haya logrado su primer triunfo en el Turismo Carretera. Más llamativo es aún los nombres que ocuparon el podio, íntegramente para Ford: Alejandro Occhionero y Gabriel Ponce de León escoltaron a Moriatis. Los tres no conocían la victoria en la categoría. Y más aún. El cuarto, Norberto Fontana (Dodge), también es un conductor no ganador en el TC. Y quien marchaba cuarto hasta la última vuelta era Ariel Pacho (realizó un trompo con su Torino), que logró su primer podio en Salta, tres semanas atrás.

Al margen de las curiosidades, Moriatis no sufrió alteraciones en su camino a la victoria. En la final aprovechó la gran estabilidad que demostró su Falcon, preparado por el equipo de Hugo Cuervo (Tulio Crespi en el chasis y Marcelo Esteban en los motores) y sacó un segundo por vuelta a sus perseguidores, que en el giro número siete eran Christian Ledesma y Guillermo Ortelli, ambos con Chevrolet, hasta que los dos se tocaron (ver aparte) y a partir de ahí reguló la gran diferencia.

Si bien contó con cierta comodidad en la final, Moriatis se destacó en la primera serie, en la que apuró desde atrás a Ortelli, no se aminaló y en unamaniobra formidable, descolocó al campeón y le ganó la cuerda en el ingreso de la chicana, sobre el final de la recta principal. Luego, como si él fuese el más experimentado, se defendió de su rival y fue el más veloz de la fría mañana.

"Es un chico que le llegó el triunfo demasiado rápido. Hace un año debutó justamente en esta pista y ya logró su primera victoria. La mayor virtud de Moriatis es su mentalidad. Es muy aguerrido y por lo general obtiene mejores resultados en las carreras que en las clasificaciones", comentó Cuervo, titular del Lincoln Sport Group, equipo que también tiene a Diego Aventín como piloto.

Occhionero agradeció a su equipo, que le reconstruyó el Falcon deteriorado en Salta y en apenas ocho días pudo probar. Ponce de León, que recibió el cariño de la gente de Junín, que en gran número lo siguió, sumó su tercer podio del año en el TC.

Norberto Fontana logró su mejor resultado en la categoría, con el cuarto lugar: "Estoy muy feliz. Vengo de salir sexto en Salta y ahora pude redondear un gran fin de semana". En función del campeonato, Ernesto Bessone (Dodge), octavo, y Omar Martínez, quinto, hicieron negocio y se acomodan en un certamen por demás abierto.

Moriatis se suma a la lista de ganadores del Turismo Carretera. Fue en Nueve de Julio, donde también obtuvieron el bautismo triunfal su compañero, Diego Aventín; Henry Martin, y Edgardo Lavari. El sueño se hizo realidad para ese chico que, a los 23 años, logró un objetivo para muchos, más de la mitad de los participantes, inalcanzable.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?