Sangre criolla

El ciclismo argentino vivió una jornada histórica en Toulouse, donde el juninense Juan Antonio Flecha, de 25 años, ganó la undécima etapa del Tour de Francia, tras un final arrollador en el que se distanció sin miramientos; es la primera vez que un deportista nacido en nuestro país participa y triunfa en la tradicional competencia
Leandro Murciego
(0)
18 de julio de 2003  

El grito de desahogo envolvió el final de una gesta heroica en Toulouse, punto final de la undécima etapa del Tour de Francia, y retumbó a más de 13.000 kilómetros, en Junín, ciudad en la que hace 25 años nació Juan Antonio Flecha, el triunfador de ese tramo.

Fue un resultado histórico, que marcará un antes y un después en el ciclismo argentino y que se produjo justamente en la centésima realización del Tour. Flecha, integrante del equipo iBanesto.com y radicado desde hace 14 años en España, no sólo es el primer argentino en tomar parte de la tradicional competencia ciclística, sino que desde ayer es el primero que saborea las mieles del éxito en semejante exigencia.

Nacido el 17 de septiembre de 1977, Flecha emigró a los once años, para seguir desarrollando la pasión que ya lo había desvelado desde los seis: el ciclismo.

Cuando tenía tres años perdió a su padre en un accidente automovilístico y su madre, abogada, se casó con un topógrafo español. Los tres dejaron la Argentina para radicarse en el Viejo Mundo.

Los primeros pasos los dio en el equipo UC Vilanova y, ya como cadete, pasó a Bon Pastor. Más tarde se incorporó al UC L’Hospitalet, team con el que conquistó la Copa Catalana, y sus últimos equipos fueron Kaiku y Banesto.

En 2000 se convirtió en profesional y, ya nacionalizado español, pasó a formar parte de Relax Fuenlabrada, con lo que dejó abierta la posibilidad de que otro extranjero pudiese tomar parte del equipo.

Fue un compatriota, el cordobés Martín Garrido, el que aprovechó la oportunidad y ocupó una de las vacantes ese mismo año. Flecha, hace dos temporadas, pasó a competir para iBanesto.com.

Una de las características salientes del juninense es su explosión; se lo puede considerar como un rival de temer en los embalajes finales, en los que aparece toda su potencia y criterio para definir.

La undécima etapa del Tour (Narbonne-Toulouse, 153,5km) ratificó esa virtud. En el kilómetro 57, siete corredores emprendieron la fuga y se desprendieron del grupo. La ventaja la mantuvieron hasta pocos kilómetros de la llegada, cuando, a 16.000 metros de la misma, Flecha tomó la determinación de jugarse solo, confiado en sus fuerzas.

Así fue como, alterando el ritmo de la competencia, protagonizó su última y espectacular escapada, la consagratoria, la que lo llevó sin escalas hasta el grito de desahogo que retumbó en Junín, al gesto simbólico que lo caracteriza y hace juego con su apellido: una mano simula tomar un arco y la otra una flecha para graficar la estocada final.

Hoy, en la contrarreloj de 47 km desde Gaillac a Cap Decouverte, Flecha partirá con la satisfacción de haber incluido su nombre en el libro de oro del Tour.

El epílogo ofreció su nota pintoresca. Mientras el actor austríaco Arnold Schwarzenegger le ponía la casaca amarilla al líder de la clasificación general, el norteamericano Lance Armstrong (ver pág. 2), Flecha tenía otros motivos para prolongar su celebración. Había dividido en dos la historia del ciclismo argentino. Con todo lo que ello implica.

  • Corrió de local

    Hay una curiosa historia que vincula a Flecha con Toulouse, más allá del triunfo de ayer. Lourdes, su novia, está estudiando ingeniería espacial y trabajó en el aeródromo de Montaudran, donde finalizó la undécima etapa. Cada vez que Juan Antonio iba a visitarla allí, aprovechaba para entrenarse en ese lugar, por lo que ya lo conocía a la perfección.
  • "Uno no piensa en la victoria"

    "Uno no piensa realmente en la victoria hasta que no cruza la meta y todo se concentra en unos pocos metros. Es una explosión de emoción y yo soy muy sentimental. Es por eso que no puedo evitar emocionarme", comentó, ni bien se bajó de su bicicleta. "Es muy lindo saber que me recuerdan con tanta alegría, pese a que ya hace cerca de 10 años que me fui del país. Espero algún día devolverle ese amor con triunfos", comentó Flecha, en diálogo con la agencia Télam.

    Más alegrias de los argentinos

    Los argentinos Juan Curuchet y Walter Pérez, ganadores de las copas del Mundo de México y Sudáfrica, encabezan la clasificación general de Los Tres Días de Pordenone, en Italia, al término de la primera jornada.

    Curuchet y Pérez, que se preparan para el Campeonato Mundial de Stuttgart, Alemania, que comenzará en 13 días, acumularon 40 puntos, luego de ganar en las vueltas puntuables y en la australiana, y de conseguir la segunda posición en la americana. Los argentinos son escoltados por los italianos Marco Vila e Ivan Quaranta, a cinco unidades.

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios