Suscriptor digital

Christian Ledesma y el éxito más triste

El padre del piloto marplatense falleció anteayer, durante la clasificación, y lo despidió ayer; voló a su ciudad natal, volvió y triunfó en forma inobjetable
(0)
28 de julio de 2003  

RIO CUARTO.- Son esas vivencias que producen un amargo vacío, adueñándose del alma y del cuerpo, y el abismo, en sólo un instante, se instala ahí adelante, como si la vida no tuviese continuidad. Es la tristeza que la misma naturaleza provoca de forma impiadosa, cobijándose bajo las órdenes que, inexorablemente, impone la "ley de la vida".

En el medio de un fin de semana de competencia, Christian Ledesma recibió anteayer la peor noticia desde su Mar del Plata natal: el fallecimiento de su padre, Omar, de 72 años. La jornada clasificatoria se desarrolló con normalidad y a su término, Marcos Di Palma puso a su disposición el avión para llevarlo a la ciudad balnearia y traerlo de vuelta a Río Cuarto, para competir en la séptima fecha del TC 2000. Y Ledesma no sólo acompañó a su familia gracias al gesto de su rival, sino que volvió ayer por la mañana, corrió y ganó con su Chevrolet Astra.

Ledesma ganó la carrera más triste de su vida. Bastó que se bajara del auto tras imponerse en la serie para descargar con un interminable llanto su dolor. "Este es el mejor regalo para mi viejo. El siempre me ayudó en todo y fue quien me impulsó a correr en autos. Y corrí porque a él le hubiese gustado verme correr. Es más, él me ayudó a ganar, porque desde la vuelta diez el motor falló y pensé que no llegaba. Pero pude terminar y triunfar", comentó, con palabras entrecortadas.

En medio del dolor surgió la generosidad de Marcos Di Palma, que se ofreció a llevar a Ledesma a Mar del Plata. Durante media hora el avión sobrevoló el aeropuerto de Río Cuarto, a la espera de la desaparición de la niebla. En ese vuelo también estuvo Marcelo Bugliotti, compañero de equipo de Ledesma.

"Las cosas que hago en las pistas son de puro animal que soy. Pero las que hago fuera de los circuitos son otra cosa. Yo tengo muchas diferencias con Christian, pero en una situación como ésta no se evalúan los enfrentamientos", comentó Di Palma, que protagonizó algunos choques controvertidos con Ledesma en el TC.

Ahora bien, ¿puede competir un piloto, después de vivir tantas situaciones extremas? "Sufrió un impacto muy fuerte con la noticia y luego, con el viaje de ida y vuelta. La situación produce un desgaste. Pero estaba en condiciones para salir a la pista y lo demostró con el triunfo", dijo el doctor Pedro Bressi.

Ledesma obtuvo su segunda victoria en la categoría, pero poco importan las estadísticas. No hubo lugar para los festejos. El logro de la carrera quedó colgado junto con el buzo y el casco. La pena se quedó con el hombre.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?