Suscriptor digital

Kirchner analiza los elogios y las críticas a su candidato en la Corte

Tiene en sus manos el informe final sobre el proceso de evaluación de Zaffaroni Hubo 956 opiniones La mayoría de las instituciones apoya la nominación Se incluyen allí datos sobre los bienes del penalista y se revela que incumplió pagos previsionales
(0)
18 de agosto de 2003  

Eugenio Zaffaroni es dueño de 10 viviendas y tiene tres cuentas bancarias en el exterior, sus pagos del impuesto a las ganancias están al día, pero "registra incumplimientos por 94 períodos mensuales" en aportes previsionales como autónomo. Cuando fue juez, solicitó 43 licencias extraordinarias y durante la dictadura recibió dos sanciones de tribunales superiores.

Esos datos aparecen distribuidos en las 12 páginas del informe que el Ministerio de Justicia remitió el fin de semana al presidente Néstor Kirchner con el resumen final del debate público organizado para evaluar al candidato oficial a ocupar la vacante que dejó Julio Nazareno en la Corte Suprema.

Antes de elevar esta semana el pliego al Senado, Kirchner revisará el expediente, que incluye más de 1000 fojas de anexos con opiniones espontáneas firmadas por 114 entidades profesionales, académicas y sociales y por 842 particulares, más las respuestas de 20 organizaciones consultadas por el Gobierno.

La mayoría de las opiniones institucionales citadas allí respalda la nominación de Zaffaroni.

Cubrir la vacante en la Corte resulta prioritario para el Presidente. No sólo para apuntalar su plan de renovación en la Justicia, sino también porque mientras no se completen los nueve sillones del tribunal no habrá una definición respecto de las leyes de perdón, un tema emblemático para la Casa Rosada.

El resumen que envió a Kirchner el ministerio a cargo de Gustavo Beliz no incluye una recomendación sobre Zaffaroni. El decreto que impuso el novedoso sistema de evaluación pública de los postulantes a la Corte obliga a cumplir con el trámite de ese modo.

Bienes y deudas

Tras recordar los requisitos de la nueva norma, presenta primero un detalle de la declaración jurada de bienes del postulante: informó 10 propiedades (dos de ellas en el exterior), una cuenta bancaria en el país, una en Suiza (no secreta), una en España y otra en Brasil, todas con montos mínimos.

No se incluyen datos sobre las denuncias que se conocieron en las últimas semanas sobre supuestas irregularidades en la declaración patrimonial del penalista.

En otro punto del expediente, el ministerio aclara que pidió información a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y, pese a que se reserva el secreto impositivo, puntualizó que Zaffaroni está al día en ganancias, pero no así en aportes previsionales. Esa deuda corresponde a "94 períodos mensuales completos y 18 incumplimientos parciales".

Casi al ritmo de la discusión que generó en los medios la nominación de Zaffaroni, el ministerio recogió una amplia gama de opiniones escritas y fundamentadas.

En el informe final -que aparecerá en Internet (www.jus.gov.ar)- se presta mayor atención a las 20 entidades a las que el ministerio requirió por nota una opinión.

"De ellas, 10 se expidieron en forma favorable a la propuesta, una se expidió en forma negativa, cuatro contestaron pero se excusaron de expedirse y cinco no contestaron", destaca el escrito oficial.

La objeción que más ocupa al ministerio es la del Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores), que considera a Zaffaroni poco apto para el cargo.

Además de cuestionar sus fallos, señala que pidió 43 licencias y concluye que en ocho años como juez de sentencia se ausentó un año y tres meses por actividades científicas y académicas. "Estos datos no constituyen un antecedente de laboriosidad ni de compromiso serio y responsable con sus altas tareas", se cita al Fores en el resumen final.

La Academia Nacional de Derecho, que se abstuvo, aportó los datos sobre dos sanciones que recibió Zaffaroni durante su gestión como juez. Ambas fueron en 1980: una por "expresiones imprudentes"; el motivo de la otra no consta.

También desistió de participar en el debate la Conferencia Episcopal Argentina.

Las principales críticas a Zaffaroni se sustentan en su concepción teórica del derecho penal y en sus "controvertidos fallos", dice el informe que llegó a Kirchner.

Del lado contrario se consignan elogios a la capacidad profesional de Zaffaroni vertidos por la Federación Argentina de Colegios de Abogados, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Universidad de Buenos Aires y la DAIA, entre otras entidades.

En cuanto a las presentaciones espontáneas se enumera a 92 instituciones en favor y a 22 en contra de nombrar a Zaffaroni en la Corte.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?