El sencillo decir de un poeta riojano

OBRAS COMPLETAS Por Héctor David Gatica-(Edic. del autor)-499 páginas
(0)
7 de septiembre de 2003  

Es comprensible que en la larga lista de quienes han elogiado la obra del poeta riojano Héctor David Gatica figuren Atahualpa Yupanqui, Jaime Dávalos, Armando Tejada Gómez y Félix Luna.

Hay un nexo entre los trabajos literarios de todos ellos y los de Gatica, y es el amor por la tradición vernácula, que se celebra en el verso o en la prosa de la única manera posible: con un decir que rescate su esencia y aquilate las particularidades que cimentaron su identidad a través del tiempo.

Este volumen, que, bajo el título de Obras completas , reúne los trabajos más importantes del autor, está integrado por Memoria de los llanos , Los días del amor , Himnos farisaicos , País desvelado , Los días insólitos y la muy difundida Cantata riojana , además de la serie de relatos Los fundadores del olvido , que obtuvo el primer premio del Fondo Nacional de las Artes, en 1984, y la faja de honor de la SADE, en 1990.

A lo largo de 50 años de "andar por el camino de las letras", como él mismo define su actividad de escritor, el poeta escribió esos libros en los que el paisaje provinciano alcanza un lugar protagónico. Personajes, costumbres y elementos, incluidas las exhumaciones mitológicas, tornan a esta obra un auténtico retrato de nuestro interior.

Con lenguaje sencillo y espontáneo, Gatica elabora metáforas que enarbolan sus propuestas ("con un poco de barro y una semilla/se puede inaugurar una flor") y formulan una persistente invitación a humanizar la existencia.

En un contexto diferente se sitúan los 49 poemas de Los días insólitos (en 1989, faja de honor de la SADE), en los cuales el autor da testimonio de su conmoción ante la estela de desapariciones, tortura y muerte que dejó la última dictadura militar. La intensidad expresiva recuerda la inquietante obra testimonial del poeta Marcos Ana, encarcelado por el franquismo.

Los títulos de estos trabajos de Gatica son elocuentes: "La noche en que ese golpe llegue a mi puerta"; "Que trata del orín de la Ley de Seguridad"; "En este país lo único que se puede editar es el miedo" o "Agradezca que le devolvemos el cadáver".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?