Suscriptor digital

Falleció el embajador Adolfo E. Nanclares

Ocupaba un cargo en la Cancillería
(0)
16 de febrero de 2001  

El subsecretario de Política Latinoamericana de la Cancillería, el embajador Adolfo Enrique Nanclares, falleció ayer, a los 60 años, como consecuencia de una penosa enfermedad.

Sus restos fueron inhumados en el cementerio privado Jardín de Paz, ante el dolor y el desconsuelo de todos sus familiares y de sus colegas del Servicio Exterior.

Por un decreto del canciller Adalberto Rodríguez Giavarini, la ceremonia de inhumación fue realizada con el protocolo oficial, sólo destinado a los miembros del servicio exterior de mayor jerarquía. Una guardia de honor de los granaderos a caballo despidió el féretro, sepultado con la envoltura de la bandera argentina.

"En nombre del presidente Fernando de la Rúa, y como canciller de la República Argentina, deseo transmitir el agradecimiento a la tarea ceñera que el embajador Nanclares ha desarrollado siempre en beneficio de la Nación", dijo Rodríguez Giavarini durante la despedida final.

Asistieron diplomáticos argentinos y de distintas partes del mundo acreditados en Buenos Aires, como el embajador de los Estados Unidos, James Walsh, y el de Brasil, Sebastiao do Rego Barros.

El embajador Adolfo Nanclares estaba casado con María Marta Padilla, con quien tuvo cuatro hijos: Juan Cruz, Valeria, Carolina y Ramiro.

Ingresó en el Servicio Exterior de la Nación en 1965, encabezando la lista de su promoción, luego de haber cursado las carreras de Derecho y la licenciatura en Ciencias Sociales, en la Universidad de Buenos Aires.

En ese año fue designado intérprete oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto en los idiomas inglés e italiano.

Su primer destino en el exterior como cónsul adjunto le llegó en 1967 y fue destinado a Zurich, Suiza. Luego fue agregado de prensa en la embajada en Alemania y cinco años después regresó a cumplir funciones en la Argentina.

En 1975 fue designado cónsul general en San Francisco y cuatro años después regresó a Buenos Aires, para desempeñarse en el Departamento América latina de la Cancillería.

En su larga carrera diplomática, Nanclares fue el jefe de los gabinetes de varios secretarios de Política Exterior (vicecancilleres). Entre ellos, integró los equipos de Susana Ruiz Cerutti, Ernesto de la Guardia, Mario Campora, Carlos Ortiz de Rozas, Héctor Subiza y Juan Carlos Olima. Yfue embajador en Cuba, en 1991, y en Marruecos, en 1994.

Sus conocimientos sobre los asuntos vinculados con América latina fueron destacados por sus colegas, quienes lo señalaron como uno de los diplomáticos eruditos en las cuestiones de la región. Rodríguez Givarini reconoció tales conocimientos, por lo que le encomendó, apenas asumió en el Palacio San Martín, que se hiciera cargo de la Subsecretaría de Política Latinoamericana, un lugar que ayer quedó vacío.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?