De Morón al Wall Street Journal

Llegó con el Frepaso en 1999, ahora busca el apoyo de Solá
(0)
8 de septiembre de 2003  

LA PLATA.- Tijeras. Tijeras con los colores de Boca, de River, de San Lorenzo, de Racing, de la Argentina... Miles de tijeras en el municipio de Morón. Tijeras con una inscripción: corte boleta. Y con un mensaje implícito: corte, definitivamente, con la corrupción.

El intendente Martín Sabbatella, que aspira a ser reelegido, mira una de esas tijeras y sonríe. Sugiere que este elemento escolar está asociado con dos significados: el rechazo a las listas sábana y, en Morón, con un corte, sin retorno, a las viejas prácticas políticas de una época (1991-1998) asociadas a la malversación de fondos públicos.

Ocurre que, desde 1999, cuando fue elegido por primera vez intendente para reemplazar al destituido Juan Carlos Rousselot (PJ), Sabbatella creó una oficina anticorrupción, firmó un convenio con Transparencia Internacional para monitorear los principales contratos de servicios y publicó su declaración patrimonial de bienes.

Por su trabajo, el 1° de julio último, el diario estadounidense The Wall Street Journal le dedicó un espacio en la tapa y un artículo titulado: "Una lucha en solitario contra la corrupción en la Argentina".

¿Quién es este intendente que llamó la atención de uno de los diarios más importantes del mundo? Sabbatella tiene 33 años. Está casado con una psicóloga, Mónica Macha, con quien hace diez años tuvo una hija, Camila.

Llegó al poder por el Frepaso y ahora busca ser reelegido por una fuerza vecinalista de su creación denominada Nuevo Morón. Administra un municipio ubicado sólo 20 kilómetros al oeste de la Capital Federal, en el que viven 360 mil personas, con un presupuesto de 89 millones de pesos.

Por su función, el jefe comunal percibe un salario de 3600 pesos por mes y posee un patrimonio neto de 26.500 pesos. No tiene vivienda propia: alquila una modesta casa en Castelar. El auto, un Volkswagen Gol azul, lo compró en cuotas.

Desde que llegó al poder su vida no cambió. Hace las compras en un almacén de barrio, busca el diario personalmente en un puesto de revistas y suele ir al cine o a cenar con toda su familia.

Amigos dispares

Sabbatella mantiene una buena relación con el gobernador Felipe Solá, a quien define como un amigo. En el orden nacional, se identifica con los liderazgos de Néstor Kirchner y Elisa Carrió.

Además de abrir una oficina anticorrupción -sin antecedentes en esta provincia, y que ya recibió 80 denuncias-, convocó a audiencias públicas antes de dar en concesión el servicio de recolección de basura, lo que permitió bajar el gasto de 49 millones a 32 millones de pesos.

"No hay antecedentes de la voluntad que demostró Sabbatella para transparentar algunos aspectos importantes de la política", dijo a LA NACION Carlos March, director ejecutivo de Poder Ciudadano.

"Sabbatella es simplemente uno de un pequeño pero creciente grupo de líderes latinoamericanos que luchan contra la arraigada corrupción de la región en el nivel local. Y están logrando un éxito sin precedente", dijo Matt Maffett, autor del artículo publicado en The Wall Street Journal.

Claro que no todos en Morón coinciden con estos puntos de vista.

Juan Zabaleta, presidente del Concejo Deliberante de Morón y candidato a intendente por el PJ, denunció que "Sabbatella deja una deuda de 30 millones de pesos, similar a la que dejó Rousselot cuando fue destituido, en 1998".

Zabaleta adjudicó este déficit a la "falta de políticas de recaudación impositiva y a la sobredimensión de la planta, compuesta por 4600 empleados públicos".

Por su parte, Rousselot, candidato a intendente por el menemista Frente por la Lealtad, también opinó: "Sabbatella no produjo obras y no arregló las calles", sentenció

Sabbatella negó cada uno de los cargos que le imputaron sus adversarios y recordó que asumió con una deuda de 31 millones de pesos y que él la redujo a 24 millones. Eso, en medio de la crisis y la devaluación. Agregó que recibió un municipio con 4300 empleados públicos, cantidad que redujo a 3300.

Y para finalizar sostiene que "durante la gestión de Rousselot el municipio de Morón fue la cueva de Alí Babá. Nosotros cortamos con eso".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios