Suscriptor digital

El grupo Werthein ingresó en Telecom

Compró la mitad de la sociedad controlante de la compañía telefónica a la empresa France Telecom
(0)
10 de septiembre de 2003  

El grupo Werhein compró la mitad de la sociedad controlante de Telecom Argentina en 125 millones de dólares. El acuerdo todavía requiere un paso formal, que es la aprobación de la Secretaría de Comunicaciones por el cambio de accionistas.

Las acciones eran propiedad de France Telecom dentro de Nortel Inversora, que posee el 54,7% del capital de la operadora telefónica (el resto está en la Bolsa). El otro 50% de Nortel queda en manos de Telecom Italia. Werthein también firmó un acuerdo con los socios italianos por el cual estos últimos pagarán US$ 60 millones para ejercer la opción de poder mejorar cualquier oferta en caso de que el grupo local quiera vender entre diciembre de 2008 y diciembre de 2013 su participación en Telecom.

De esta manera se concretó el ingreso de inversores nacionales en una de las mayores operadoras de servicios públicos: el grupo Werthein maneja la mayor compañía aseguradora del país, La Caja, y posee fuertes inversiones en el sector agrícola ganadero.

La operación sorprendió, ya que si bien los rumores de venta de alguno de los accionistas de Telecom circulaban desde hace tiempo, las negociaciones de los Werthein se realizaron en forma reservada.

También fue una sorpresa para Carlos Felices, CEO de Telecom Argentina. El ejecutivo dijo ayer que "no va a cambiar nada en la operación, el servicio va a seguir siendo el mismo y contamos con el fuerte apoyo técnico de Telecom Italia".

Si se mantiene la actual estructura, los Werthein tendrán dos representantes en el directorio de Telecom Argentina.

-¿Esperan una mejor relación con el Gobierno en la renegociación por las tarifas gracias al ingreso de un grupo local? , preguntó LA NACION a Alberto Messano, vicepresidente por Telecom Italia dentro de Telecom Argentina.

-No, no lo vemos así. Hay una política del grupo de tener socios locales en la región. Es mejor porque ayuda a comprender dónde van los negocios en el país. Nos arraiga más.

Felices dijo que "trabajar con un solo operador (por Telecom Italia) puede facilitar las cosas", en obvia referencia a las desavenencias que había entre los socios franceses e italianos. France Telecom también concretó ayer la venta de su parte en la telefónica de El Salvador.

En el Gobierno, la operación fue tomada con euforia. En un día complicado, el presidente Néstor Kirchner se hizo un lugar en la agenda para recibir a Gerardo Werthein. Según dijo el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, el Presidente le transmitió "la satisfacción del Gobierno al ver que empresas de capitales argentinos invierten y confían en el país".

Telecom Argentina es una de las dos empresas resultantes de la privatización de Entel. Originariamente, la sociedad controlante, Nortel, estaba compuesta por France Telecom, Telecom Italia, el banco J.P Morgan y el grupo argentino Perez Companc. Estos dos últimos vendieron sus participaciones en 1999, que fueron compradas en partes iguales por los operadores extranjeros en 600 millones de dólares.

Caída en la Bolsa

En la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la noticia de la desvinculación de France Telecom hizo que los papeles de Telecom Argentina cayeran un 5,16 por ciento.

Los problemas de Telecom Argentina y de todas sus empresas controladas (telefonía móvil, Internet, transmisión de datos y data centers) se remontan a enero de 2002, cuando se devaluó el peso y las tarifas públicas quedaron pesificadas 1 a 1. Tenía una deuda de cerca de US$ 3100 millones, que comenzó a reestructurar este año. A pesar del cambio de accionistas, en la empresa dan por sentado que Telecom Italia y France Telecom seguirán con los juicios contra la Argentina. "No van a renunciar porque se trata de perjuicios sufridos en el pasado. Y son acciones a las que, por más que hayan vendido, por ahora no piensan renunciar", dijo una fuente de la firma.

También en El Salvador

Además de su salida del mercado argentino, France Telecom vendió su participación en la telefónica de El Salvador. Los franceses tenían el 26 por ciento de Estel, el consorcio controlante de la CTE, por el cual recibieron 217 millones de dólares.

Para algunos operadores del mercado local, la diferencia de números muestra la grave situación que atraviesan las empresas argentinas. CTE posee el 90% del mercado salvadoreño, con 618.000 líneas fijas, contra los más de 3 millones que posee Telecom.

La gran diferencia es la enorme deuda que arrastra la operadora argentina, que ronda los 3200 millones de dólares. El comprador de CTE fue el empresario mexicano Carlos Slim, propietario de América Móvil, que pagó en total 417 millones de dólares por la compañía. La compra es la segunda gran adquisición de América Móvil en el último mes: compraron la segunda mayor operadora celular de Brasil, BCP -que atiende el lucrativo mercado de San Pablo- por 625 millones de dólares. Slim también acaba de comprar la cuarta operadora celular de la Argentina, CTI, junto con el grupo industrial Techint, por la cual pagaron cerca de 250 millones de dólares.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?