Contundente triunfo de la UCR en Chaco

Con el 53,1% de los votos, el vicegobernador Nikisch se impuso por amplio margen sobre el senador nacional Jorge Capitanich
Mariano Obarrio
(0)
15 de septiembre de 2003  

RESISTENCIA.- Un dirigente casi desconocido para el gran público nacional, Roy Nikisch, de la Alianza Frente de Todos, se convirtió ayer en el gobernador del Chaco, al vencer por amplio margen en las elecciones realizadas al senador Jorge Capitanich, candidato del PJ-Frente por la Victoria.

Pasada la medianoche, y con el 73,5% de las mesas escrutadas, Nikisch obtenía el 53,1% de los votos contra el 40,9% de Capitanich.

Con esa ventaja, el postulante de la Alianza quedó consagrado sin necesidad de medirse en una segunda vuelta. El ballottage estaba previsto para el 5 de octubre próximo si ninguno de los candidatos obtenía más del 45% de los votos o no sacaba sobre el segundo una ventaja de 10 puntos.

La victoria de Nikisch fortalece, sin dudas, el liderazgo del actual gobernador aliancista, Angel Rozas, que hace ocho años gobierna esta provincia, con mano de hierro y un gran manejo del aparato partidario. Quizás esa sea la clave de la superioridad en las urnas del frente oficialista.

El triunfo alimentará el ímpetu de Rozas. Procura ser reelegido como presidente de la UCR y juntar voluntades para lanzarse a la campaña presidencial de 2007. El caudillo chaqueño ratificó que busca "la recuperación del radicalismo a nivel nacional".

La derrota de Capitanich, por contrapartida, significa un nuevo fracaso del PJ en intentar recuperar el poder provincial, luego de 12 años de ausencia en la gobernación. El último gobernador peronista fue Danilo Baroni (1987-1991). En el plano nacional, Capitanich había tenido el respaldo del presidente Néstor Kirchner. De todos modos, la Casa Rosada no se detuvo en los comicios chaqueños: el resonante triunfo en la Capital Federal de Aníbal Ibarra, la victoria en Jujuy y en Buenos Aires, dejan la derrota del PJ en esta provincia en un segundo plano.

De hecho, Kirchner no había venido a estas tierras a respaldar al candidato peronista porque contaba con encuestas que le anticiparon claramente el revés de Capitanich, un dirigente a quien aprecia y que colabora con el gobierno nacional más de lo que se sabe públicamente.

El Presidente sí tenía esperanzas anoche de festejar el triunfo de la lista de diputados nacionales del PJ, integrada por José Mongeló y Gladys Soto, fundadores del kircherismo en Chaco. En una reñida elección, no se había definido si esa nómina se imponía a la de la Alianza, integrada por Víctor Zimmermann y Olinda Montenegro. La lista ganadora colocará en la Cámara de Diputados dos legisladores; la otra tendrá una sola banca.

Críticas al PJ

Rozas y Nikisch esperaron los resultados en la Casa de Gobierno de la provincia. "Esto es la consolidación del modelo que instauramos en 1995, superando el modelo neoliberal", dijo el candidato ganador. A su lado, Rozas agregó: "Me voy triunfante en diciembre de 2003". No se privó de atacar con dureza al PJ, a sus consultoras y a algunos medios locales, como Canal 9, cuya propiedad atribuye a Capitanich, que habían difundido encuestas que vaticinaban un triunfo del PJ. "Espero -dijo- que el que se haya equivocado tenga la grandeza de pedirle disculpas a la provincia."

En la intendencia de Resistencia también se imponía la Alianza, que postulaba a Aída Ayala en contra del aspirante del PJ, Manuel García Solá. El dato llamativo resultó la derrota de la Alianza en Tres Isletas, la ciudad natal y de la que fue intendente Nikisch, donde ganó Carlos Palacios, del PJ. En Sáenz Peña, segunda ciudad de Chaco, la Alianza retuvo el poder al imponer la reelección de Carim Peche.

La tercera fuerza provincial, aunque muy relegada, fue ARI, cuyo candidato a gobernador Juan Carlos Mañanes obtuvo un 2,12%, en tanto que Recrear, con Rubén Piceda sacó el 1,41%.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?