Las islas de Victoria, una zona protegida

Declaran área natural 376.000 hectáreas insulares; les darán un uso sustentable
(0)
24 de septiembre de 2003  

PARANA.- La Municipalidad de Victoria declaró área natural protegida 376.000 hectáreas de islas por considerar que se trata de un patrimonio virgen, de los pocos que aún persisten en toda la región. Al mismo tiempo, las autoridades alertaron sobre los riesgos que podrían surgir a partir de la apertura del enlace vial con Rosario.

Según destacó la ordenanza municipal, "el área se encontrará expuesta a una presión para la instalación de complejos habitacionales, con lo cual podría urbanizarse una reserva natural en la que tiene su hábitat una enorme variedad de animales silvestres, como el roedor más grande del mundo: el carpincho".

De esta manera se avanza en la incorporación del Delta a la Red de Humedales protegidos, en el orden nacional e internacional, según las normas de la Convención Ramsar.

En la zona se distinguen diversas variedades de pato (crestón, sirirí, alitas azules, maicero, biguá) y numerosas otras especies, como macá, gallareta, carao, chajá, gallineta, carancho, garza blanca, mora y mirasol; tuyango, gallito del agua. Algunas islas ya están protegidas de la pesca comercial, porque es una zona de inestimable capital ictícola, con preeminencia del sábalo.

El año pasado fueron declarados de interés provincial los humedales del Delta y el Predelta, y desde el gobierno local se resaltó la necesidad de crear comisionados de islas para controlar y preservar estas zonas. La Fundación Proteger de la provincia de Santa Fe promovió esta iniciativa.

Colaboraron también entidades privadas, como la Fundación Eco Urbano, el Foro Ecologista de Paraná, la Asociación Islote Municipal, Iniciativa Baquianos del Río y Eco La Paz, entre otras.

Dos parques nacionales

Entre Ríos tiene 24 áreas naturales protegidas en las que se incluyen los dos parques nacionales, El Palmar y Predelta, territorios integrados en la Red Nacional y Latinoamericana de áreas naturales protegidas.

Los especialistas de la Dirección de Recursos Naturales José Osinalde y Roque Fernández anunciaron que a las actuales 15.000 hectáreas que abarcan estas zonas se sumarán otras 10.000 en el corto plazo, y que se prevé la formación de un corredor zonal a partir de las costas del río Guayquiraró. Como se ve, la creación de la reserva en Victoria multiplicará por 20 (cuando se consolide) la superficie protegida en la actualidad.

"Lo de Victoria es el puntapié inicial hacia la preservación -indicó Osinalde-. Y si bien ese departamento todavía no está integrado al sistema de áreas protegidas, porque no ha sido presentado en Recursos Naturales, la decisión del municipio resulta vital porque es una zona con enorme biodiversidad. Una vez declarado, hay que establecer planes de manejo y acciones de capacitación y toma de conciencia", agregó.

"Se establecen corredores locales para la dinámica del flujo genético entre un ambiente y el otro, o corredores zonales más extensos. Nosotros tenemos ambientes propicios para hacer ese tipo de unidades de conservación. Los sistemas hídricos de la provincia tendrían que estar bajo alguna forma de reserva para que no se produzca la fragmentación", dijo.

De múltiples actividades

El área de Victoria se organizó según el sistema de reserva de uso múltiple, previsto para superficies con cierto grado de transformación y que privilegian la armonía entre las actividades productivas del hombre y el mantenimiento de ambientes naturales con sus recursos silvestres. Es decir, se permitirá la producción forestal, ganadera y de fauna de valor comercial, pero se prevén discusiones porque algunas islas son frecuentadas por extranjeros en busca de patos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios