Suscriptor digital

Los boqueteros que saquearon el ex Banco Crédito, a juicio

(0)
6 de enero de 2000  

Hace exactamente tres años, cientos de personas se agolparon en la puerta de la sucursal Recoleta del ex Banco Crédito Argentino. Las noticias, ese día de Reyes -negro, para ellos-, los catapultaron hacia allí, en busca de precisiones. Poco tardarían en escuchar lo que nunca hubieran querido: el contenido de 164 cajas de seguridad del banco se había esfumado.

Unos 25 millones de dólares en efectivo, valores y joyas desaparecieron en las manos de unos ladrones que no escatimaron tiempo ni recursos técnicos propios de una obra de ingeniería para cavar un túnel de casi 70 metros, debajo de Las Heras y Callao, hasta la mismísima bóveda. Ese día comenzó el mito del "robo de los boqueteros".

A partir del 21 de febrero próximo, los cuatro acusados por el llamado "robo del siglo" se sentarán frente a los jueces Ricardo Giúdice Bravo, Luis María Ragucci y Martín Vázquez Acuña.

Los ex agentes de la SIDEJorge Pomponi y Norberto García, y René Riviere y Antonio Mandaradoni serán los primeros "boqueteros" que llegan a juicio en nuestro país.

Se espera que 120 personas estén muy pendientes del debate: los damnificados por el robo, entre los que abundan artistas de TV, periodistas y hasta jueces. La abogada Nydia Zingman de Domínguez, profesora de la materia contratos de la carrera de derecho de la UBA, representará como querellante a casi 50 víctimas del robo.

Ayer, Zingman aseguró a La Nación que, más allá del resultado de la causa penal, en siete meses habría sentencia de primera instancia respecto del reclamo de los damnificados. Fuentes judiciales conjeturan que el Banco Francés, que absorbió al Crédito, enfrenta demandas por un valor total de más de 40 millones de pesos, en concepto de compensación por valores sustraídos, daño moral y lucro cesante.

La abogada cree que lleva las de ganar:en rigor, ya sentó jurisprudencia en la materia, en 1993, con el caso de Guido Kogan contra el Banco de Mendoza. Desde ese caso, el damnificado puede demostrar con indicios cuál era el contenido de las cajas de seguridad. Yal banco le queda probar que el cliente se equivoca o pagar.

Hace tres semanas, el Banco Mercantil debió indemnizar a quince damnificados por un robo de octubre de 1992, en el que "vía boquete" fueron desvalijadas 374 cajas de seguridad.

Para el juicio comercial, Zingman apelará al peritaje de la causa penal, que indicó que la sucursal tenía deficiencias edilicias, de seguridad electrónica y de recursos humanos que facilitaron la tarea de los "boqueteros".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?