La compañía aérea estatal comenzó a volar

(0)
4 de octubre de 2003  

La Argentina debe tener "una explotación del espacio aéreo sin monopolios", dijo ayer el presidente Néstor Kirchner en el acto previo al primer vuelo de un avión de la empresa estatal Líneas Aéreas Federales (Lafsa). Sus dichos fueron calificados como "desafortunados" por el vocero de Aerolíneas Argentinas, principal operadora privada del país.

La nueva compañía, creada por el Estado en julio pasado para absorber a los 859 ex empleados de LAPA y a los 350 de Dinar, y que opera en alianza con la empresa privada Southern Winds, realizó ayer su vuelo inaugural hacia la ciudad de Río Gallegos, lo que representó "un hecho tremendamente significativo", según Kirchner, que destacó la contratación de 350 trabajadores.

"Esta línea aérea va a permitir unir la Argentina y terminar con los caprichos de los vuelos organizados por determinados grupos en forma monopólica", expresó el Presidente, durante el acto realizado en el aeroparque Jorge Newbery. Y añadió: "Nosotros queremos que Líneas Federales y Southern Winds presten un gran servicio para que Aerolíneas también lo haga".

En respuesta, Julio Scaramella, vocero de Aerolíneas Argentinas, dijo: "Me parece desafortunada la recurrencia al tema monopolio referido a Aerolíneas Argentinas, que no hizo operaciones ni realizó fusiones ni compras para quedarse con la totalidad del mercado", señaló Scaramella, para quien la participación de esa compañía en un 82% de los vuelos de cabotaje se debe a "la ineficacia de la competencia". "No necesitamos que venga una empresa estatal para mejorar los servicios", consideró.

Pero la respuesta más fuerte de Aerolíneas fue la publicación, ayer, de grandes avisos en los diarios ofreciendo 1200 empleos para distintas actividades, desde pilotos hasta maleteros e ingenieros industriales.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?