Suscriptor digital

Falleció Carlos Alconada Aramburú

Prestigioso comercialista, fue una figura saliente del radicalismo y de la vida política
(0)
7 de octubre de 2003  

A los 83 años falleció en La Plata, su ciudad natal y en la que vivió toda su vida, el doctor Carlos Román Santiago Alconada Aramburú, una figura de gran peso y respeto en el radicalismo, que fue tres veces ministro de la Nación.

De militancia juvenil reformista, Alconada se destacó como profesor de Derecho Comercial (la primera edición de su Código de Comercio anotado, muchas veces reeditado, data de 1954) y toda su vida estuvo ligado a la política y al radicalismo, del que fue apoderado.

Opositor al régimen peronista, con la Revolución Libertadora fue fiscal de Estado de la provincia de Buenos Aires entre 1955 y 1957. Ese año asumió el Ministerio del Interior cuando el Ejército y el presidente Pedro E. Aramburu decidieron jugar las cartas de una salida constitucional hacia la UCR del Pueblo, liderada por Ricardo Balbín.

La asunción de Alconada Aramburú, en Interior, y de Acdeel Salas, en Educación y Justicia, dio un toque radical a una segunda etapa en la Revolución Libertadora,que se contrapuso a dirigentes liberales como Julio Cueto Rúa y Adalbert Krieger Vasena. Pero Alconada, que condujo el proceso eleccionario que finalmente ganó Arturo Frondizi, renunció, con Salas, poco antes del fin del gobierno de Aramburu por discrepar sobre la política petrolera. Ya en 1952 había debido renunciar como secretario de la Cámara Civil y Comercial de La Plata, para no consentir presiones políticas.

Alconada Aramburú fue dos veces ministro de Educación y Justicia, primero con el presidente Arturo Illia, entre 1963 y 1966, y luego con Raúl Alfonsín, entre 1983 y 1986. Si bien venía del ala balbinista del radicalismo, fue convocado por Alfonsín, con quien tenía lazos familiares por el casamiento de su hijo Carlos con Ana María, hija del líder del Movimiento de Renovación y Cambio de la UCR. Y para responder solidariamente a ese llamado sacrificó su condición de senador nacional electo.

Al asumir en 1983, reintrodujo en la universidad principios reformistas de 1918, como el cogobierno. Al subrayar la responsabilidad del Estado en la educación, no fue contrario a la enseñanza de gestión privada, que en buena parte funcionaba sin dificultades con un régimen elaborado durante su gestión en la presidencia de Illia.

Debió afrontar no pocas complicaciones, como la revisión de concursos docentes, la reorganización de las universidades, diversas protestas y, en el plano judicial, los juicios a las autoridades militares del gobierno instaurado en 1976 y a los líderes guerrilleros.

En 1985 fue cuestionada la detención de 12 personas (entre ellas, periodistas) por el presidente Alfonsín sin que rigiera el estado de sitio. Alconada arriesgó una explicación sosteniendo que los decretos que la ordenaron eran constitucionales.

Abogando por la democratización de la escuela, en la enseñanza secundaria sacó los exámenes de ingreso y los reemplazó por sorteos. Reintrodujo las juntas de calificación docente.

En 1987 la Universidad Nacional de La Plata, donde se doctoró y enseñó, lo nombró profesor emérito, y luego, su guardasellos. En 1997 presidió allí el Congreso de Derecho Comercial.

En 1997 publicó el libro "Del integralismo a la democracia. Aramburu y la reconstrucción institucional de 1957-58". Otros libros suyos son"Temas institucionales" y "La República democrática, obra del radicalismo".

Casado con Balbina Magliano, ya fallecida, formó una familia unida por sólidos lazos, con nueve hijos, 26 nietos y cuatro bisnietos. El sepelio se efectuó en el cementerio Parque del Campanario.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?