Suscriptor digital

Zaffaroni pasó la audiencia pública

Los senadores plantearon preguntas al jurista durante siete horas; quedaron dudas sobre la declaración jurada de bienes
Gustavo Ybarra
(0)
7 de octubre de 2003  

El penalista Eugenio Zaffaroni superó ayer sin demasiados sobresaltos la audiencia pública ante la Comisión de Acuerdos del Senado, en la que defendió el pliego remitido por el Poder Ejecutivo que lo nomina para ocupar la vacante dejada en la Corte Suprema de Justicia por Julio Nazareno.

Zaffaroni enfrentó siete horas en las que debió responder más de cien preguntas, formuladas a partir de las impugnaciones presentadas en su contra en la Cámara alta, y a la requisitoria de varios senadores.

El interrogatorio se basó, fundamentalmente, en su situación patrimonial, en particular en la omisión de bienes y cuentas bancarias en el exterior en varias declaraciones juradas que presentó ante la Oficina Anticorrupción cuando fue titular del Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi), durante el gobierno de la Alianza.

En este tramo del debate, Zaffaroni dejó algunas dudas, ya que se limitó a ampararse, ante cada pregunta relacionada con ese tema, en la "omisión involuntaria" en la que habría incurrido su contador.

También debió defenderse de imputaciones relacionadas con su desempeño como juez durante la última dictadura militar y de la indagación acerca de su concepción "garantista" del derecho penal.

La audiencia de ayer fue un hecho sin precedente en la historia institucional argentina, ya que por primera vez un candidato a integrar la Corte debe afrontar un proceso de este tenor en el Senado.

Sin embargo, el mecanismo no fue tan público como sugiere su denominación, ya que algunas de las instituciones o particulares que presentaron impugnaciones no pudieron participar activamente del encuentro.

Las 125 preguntas que debió responder Zaffaroni -inicialmente eran más de 300, pero muchas fueron descartadas- fueron leídas por Jorge Busti (PJ-Entre Ríos), titular de la comisión.

Flanco débil

De su paso por el Senado, el penalista propuesto por el presidente Néstor Kirchner para la Corte Suprema dejó un flanco débil.

Es el relacionado con la omisión en las declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupción entre 1999 y 2000.

Según la denuncia de la Fundación Bicentenario, tomada como propia por varios senadores, Zaffaroni no blanqueó la existencia de varios bienes radicados en el exterior: dos cuentas bancarias, una en el Banco Do Brasil y otra en el Credit Suisse, y dos inmuebles en San José de Costa Rica y en Madrid, respectivamente.

"La declaración la redactó mi contador, y como supuse que la hizo conforme con la declaración impositiva no la leí y la firmé", se justificó.

Al mismo argumento apeló cada vez que los senadores volvieron sobre el punto y provocó la crítica de varios legisladores. Así, el tucumano Pablo Walter (Movimiento Federal Recrear) le dijo que era "poco serio" para alguien que aspira a ocupar un lugar en la Corte.

El mendocino Raúl Baglini (UCR) apeló a la ironía. "Tenga cuidado porque mire el lío que tuvieron María Julia Alsogaray y Enron (la empresa norteamericana de hidrocarburos) por confiar en sus contadores", dijo.

Zaffaroni se defendió de su error destacando que ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) había declarado todo su patrimonio y, por lo tanto, no había incurrido en evasión.

Más aún, destacó que, como consecuencia de las rectificaciones que debió realizar en sus declaraciones -en agosto último, cuando ya había sido nominado por el Ejecutivo-, sólo pagó 200 pesos. Si bien el abogado no tuvo entre los legisladores alguno que se ensañara en su contra, sí contó con una enfática defensa de Jorge Yoma (PJ-La Rioja).

El riojano denunció la existencia de una "campaña para desprestigiarlo, montada por sectores vinculados con grupos económicos relacionados con las concesionarias de servicios públicos". Yoma acusó al abogado Víctor Fernández Pelayo de enviar vía correo electrónico "instrucciones de cómo hacer una impugnación contra Zaffaroni, con formularios a llenar, explicación doctrinaria y los casos a citar".

Más allá del affaire de las declaraciones juradas, el penalista volvió a reconocer que debió aportes previsionales desde 1994 hasta el año pasado que ya puso al día y reiteró que no piensa pagar los 45.000 pesos que le reclaman en concepto de intereses.

Garantista

En cuanto a las preguntas sobre su perfil ideológico, Zaffaroni se reivindicó como "garantista" al afirmar que "la defensa de las garantías constitucionales debe ser la misión de la Corte Suprema", al tiempo que aseguró que "no es con el aumento de penas" como se combate el delito sino que debe hacerse por medio "de la aplicación efectiva de las penas y el refuerzo de los servicios de seguridad" estatales.

Consultado sobre cómo pudo ser que se enterara en el exterior y sólo en 1978 de la desaparición forzada de personas, cuando desde 1976 tramitaban en su juzgado recursos de hábeas corpus, el penalista ratificó su explicación de que hasta ese momento "sabía que eran detenidas y desconocía el fin que tenían esas personas".

Por último, se expresó en favor de la despenalización de la tenencia de drogas "si es cantidad razonable y sin riesgo de distribución" y calificó al aborto como "un tema trágico".

Al respecto, afirmó que "el Código Penal si sirve, está bien, pero si no sirve no importa con tal de salvar vidas humanas".

Las objeciones y sus respuestas

  • Ser permisivo en materia de delitos sexuales. Caso Tiraboschi. (Colegio de Abogados de Buenos Aires).
  • "Fui el tercero en firmar el fallo (era camarista) y los tres jueces coincidieron en que fue estupro y no violación. No apliqué la pena máxima, de cuatro años, porque sino no habría margen para el abuso deshonesto con lesiones."

  • Haber sido juez durante la dictadura militar. (Varias entidades y particulares)
  • "Sufrí, como mi generación, los sucesivos golpes y los veíamos como normales hasta que aconteció lo que nunca habíamos sospechado, que es el genocidio."

  • Mantener una fuerte deuda previsional por aportes como jubilado autónomo. (Fundación Bicentenario).
  • "Sí, reconozco la existencia de esa deuda, que me olvidé de pagar. Pero ya la puse al día. No pienso pagar los 45.000 pesos que me quieren cobrar de intereses."

  • Abusar de licencias extraordinarias cuando fue juez de la Cámara del Crimen. (Asociación de Abogados Penalistas)
  • "Es una calumnia y hablan de envidia, porque siempre dediqué a mi trabajo de juez el tiempo necesario."

  • Haber apoyado políticamente a Néstor Kirchner durante su campaña presidencial. (Asociación de Abogados Penalistas)
  • Lo hice vía e-mail en febrero de este año, porque me encontraba en México.

  • Evasión impositiva. (Fundación Bicentenario)
  • "Todos mis bienes existen y los declaré ante la AFIP."

  • Omitir información ante la Oficina Anticorrupción. (Fundación Bicentenario)
  • "Las declaraciones las redactó mi contador, y como supuse que las hizo conforme a la declaración impositiva no las leí y las firmé."

  • Cómo compró la casa de la calle Boyacá al 900 (Fundación Bicentenario).
  • "Utilicé 30.000 dólares de mis cuentas bancarias y pedí préstamos de 9000 dólares a cada uno a tres amigos mexicanos."

  • Sospecha de evasión impositiva por diferencia entre valor de compra y valuación de la casa de la calle Boyacá. (Fundación Bicentenario).
  • "El predio lo compró una empresa en $ 400.000 porque quería hacer un edificio en torre, pero con la crisis debieron deshacerse del solar y lo compré en US$ 80.000."

  • Impulsa la abolición del derecho penal. (Colegio de Abogados de Buenos Aires).
  • "No puedo ser abolicionista cuando tengo tratados sobre derecho penal."

  • Proteger los derechos de los victimarios por sobre el derecho de las víctimas. (Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires).
  • "Creo que no es aumentando penas como se persuade el delito, sino haciendo efectivo su cumplimiento y reforzando los servicios de seguridad estatales."

  • Defender la tenencia y el consumo de drogas. (Asociación Antidrogas).
  • "Si es en cantidad razonable, sin riesgo de distribución y que no implique publicidad es atípico (castiga la tenencia) porque iría en contra del artículo 19 de la Constitución."

  • Ser amigo del presidente Néstor Kirchner. (Sociedad de Abogados Penalistas).
  • "Sólo lo vi dos veces en mi vida, una el año pasado y la otra cuando me propuso ser miembro de la Corte."

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?