Científicos tras las pistas perdidas de "la buitrera"

Redescubrieron un antiguo yacimiento
(0)
9 de octubre de 2003  

Las pistas que condujeron al hallazgo del Priosphenodon avelasi datan de 1922, cuando el geólogo Walter Schiller y el paleontólogo Santiago Roth realizaron numerosos hallazgos de fósiles en las cercanías de Cerro Policía, en la provincia de Río Negro. El conocimiento de esos descubrimientos llevó a Sebastián Apesteguía, paleontólogo del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, a proponer una visita a la zona.

La primera campaña de exploración se realizó en 1999. "No encontramos prácticamente nada hasta que, en la última semana, varias familias de la zona nos indicaron un lugar donde habían encontrado restos de dinosaurios", cuenta Apesteguía.

Guiado por los lugareños, este paleontólogo dio con un yacimiento fósil de una riqueza abrumadora, apodado "la buitrera". "Durante sucesivas campañas pudimos desenterrar restos de serpientes, mamíferos, peces, tortugas y dinosaurios que convivieron con el Priosphenodon", enumera Apesteguía.

"En la última campaña encontramos, por ejemplo, dientes de más de 15 centímetros de largo, pertenecientes a un Giganotosaurus carolinii, el dinosaurio carnívoro más grande del mundo", agrega.

Para Fernando Novas, jefe del Laboratorio de Anatomía Comparada del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, "la riqueza de este yacimiento es comparable por su buena preservación y su abundancia a los famosos yacimientos del desierto del Gobi, en Mongolia".

Los trabajos de campo y el posterior estudio de los fósiles realizados por Apesteguía y Novas fueron posibles gracias al apoyo de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, National Geographic Society, The Jurassic Foundation, Renault Argentina y Akapol.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios