Suscriptor digital

Inhumaron al Almte. (R) Carlos Alvarez

Había sido jefe del EMCO y de la Marina
(0)
15 de octubre de 2003  

A los 79 años falleció, en esta ciudad, el almirante retirado Carlos Alvarez, que durante 1973 fue jefe del Estado Mayor Conjunto y de la Armada.

Considerado por sus pares y sus subordinados como uno de los marinos más inteligentes de su época, Alvarez fue designado al frente del Estado Mayor Conjunto el 20 de febrero de 1973 por el entonces presidente de facto teniente general Alejandro Agustín Lanusse, que reiteró su vocación por la restauración democrática en el acto en el que lo puso en funciones.

Apenas tres meses después, el 25 de mayo, el presidente justicialista Héctor J. Cámpora decidió cambiar el destino de Alvarez, que pasó del Estado Mayor Conjunto a la Armada, que comandó por algo más de seis meses.

Posteriormente, el presidente Juan Domingo Perón decidió cambiar la cúpula de la Armada menos de dos meses después de haber asumido su tercera gestión. El 12 de octubre de 1973, Perón regresó al poder y el 6 de diciembre siguiente eligió a Emilio Eduardo Massera para conducir los destinos navales.

Perón murió el 1° de julio de 1974, y asumió la presidencia María Estela Martínez, que fue derrocada el 24 de marzo de 1976 por Massera y los jefes del Ejército teniente general Jorge Rafael Videla y de la Fuerza Aérea brigadier general Orlando Ramón Agosti.

En el exterior

Nacido el 16 de mayo de 1924, Alvarez egresó de la Escuela Naval Militar el 1° de julio de 1944.

Durante los casi 30 años que prestó servicios en las Fuerzas Armadas, no sólo estuvo destinado en nuestro país sino que también cumplió misiones en el exterior.

Fue integrante de la agregaduría naval en Francia, con el rango de capitán de fragata, y el jefe de esa misión militar ante los Estados Unidos, ya con el grado de vicealmirante. También fue delegado ante la Junta Interamericana de Defensa y representante de nuestro país ante la Décima Conferencia Hidrográfica Internacional que se efectuó en Mónaco.

Entre 1960 y 1961 viajó a Francia, donde realizó el curso de Comando, de Estado Mayor y Superior Internacional de Fuerzas Armadas en la Escuela de Guerra Naval, en París. Paralelamente, se desempeñó como profesor de radioelectricidad, de operaciones antisubmarinas, de control de tránsito marítimo y de empleo de los medios electrónicos en el Curso de Aplicación para Oficiales.

En 1965 fue designado por el gobierno para trabajar en la Cancillería en relación con el arbitraje británico por el diferendo de la zona del río Encuentro e integró la subcomisión de reglamentación del proyecto de ley de defensa nacional.

Fue comandante de los buques de transporte Bahía Buen Suceso y de los cruceros 9 de Julio y General Belgrano (que fue hundido en 1982 durante la guerra por las islas Malvinas). Sus restos fueron inhumados ayer en el panteón naval del cementerio de la Chacarita.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?