Suscriptor digital

Buscando a una nueva star

Natalia Trzenko
(0)
17 de octubre de 2003  

Que los reality shows ya no son lo que eran es evidente. Cantantes, modelos, futbolistas y ahora actrices son sus nuevos productos. Este género que en sus primeros ejemplos, "Gran hermano" o "Expedición Robinson" dejaba a su paso a un grupo de desconocidos bajo la luz de los reflectores de la fama efímera, en estos días busca que su legado sea algo más duradero. "Ser una estrella, Luxstar", una producción de Cuatro Cabezas que comienza esta noche a las 23, por Canal 13, intentará encontrar a una actriz de televisión para que protagonice la miniserie de cuatro capítulos con la que se cerrará el ciclo de 13 episodios. Claro que antes de convertir a una desconocida en estrella tendrán que entrenarla. Para eso, convocaron al actor y director Claudio Gallardou. El es el director de la escuela donde las chicas seleccionadas darán sus primeros pasos en la actuación. Además, Gallardou tendrá la responsabilidad de decidir quiénes seguirán en carrera y quiénes se quedarán al costado del camino.

"En la escuela participan chicas que fueron elegidas en todo el país. De Mendoza, Salta, Rosario, Santa Fe y Buenos Aires, entre otros lugares. De más de 9000 inscriptas, quedaron 1400 convocadas, casi 800 de Buenos Aires. Finalmente seleccionamos a 14 participantes que vienen diariamente a la escuela de 18 a 23, donde se les dan varias materias", explica Gallardou que tuvo a su cargo el armado de este conservatorio para la TV.

El plantel docente está conformado por Villanueva Cosse para las clases de actuación, el director Fernando Espinosa y Gallardou se hacen cargo de la materia actuación en televisión, Cristina Moreira del curso de melodrama, Daniel Casablanca del de clown, Oski Guzmán da clases de improvisación, Doris Petroni de movimiento y Guillermo Fernández de vocalización. Un equipo académico de lujo para buscar a una futura estrella para la pantalla chica.

Aprender a actuar

"La producción me dio libertad para que yo convocara a los profesores que a mí me parecían los más importantes. Esto es una escuela y el trabajo gira en torno de encontrar a una protagonista o sea que hay que ir perfilando a las candidatas hacia un patrón determinado", cuenta el profesor y jurado.

Algunos de los personajes de reality shows ya pasados quisieron aprovechar su notoriedad para pasar de ser conocidos por su vida privada a ser actores. Pocos lo lograron porque quienes los seguían mientras estaban encerrados en una casa, no tenían interés en verlos en una ficción. Para las participantes de este reality, que no incluye el encierro de sus objetos, es esencial ser creíbles como actrices y no sólo como personas. Después de todo, se supone que anhelan ser actrices. Para su profesor "Ser una estrella, Luxstar" es una oportunidad única y tienen que aprovecharla.

"Me pongo en el lugar de ellas y pienso en la oportunidad de poder protagonizar un programa y de transitar una escuela de teatro para llegar a ello, sumado a la seriedad del proyecto, y yo me hubiera anotado. De hecho lo hice. Fui a miles de castings de los que me echaron sistemáticamente por armar quilombo. Ojalá me hubiera pasado estar en un conservatorio de estas características", dice Gallardou.

Según cuenta, lo novedoso de la propuesta auspiciada por la marca de jabones Lux hace que tanto la producción como las participantes vivan en un estado de ansiedad constante donde él funciona como enlace. "Estoy muy atento a los requerimientos de las chicas y de la producción. De hecho soy el jamón del sandwich. Los de la producción vienen y me aplastan la cabeza con ideas y las chicas recurren a mí con miles de preguntas", se ríe el profesor que soporta bien la ansiedad, pero que se le torna difícil cuando ejerce de jurado.

"Ser jurado es la parte más dura del programa, pero por suerte la comparto con Graciela Borges, que además es la madrina del proyecto, con Alberto Migré, que se ocupa también de escribir la miniserie, y con un representante de BBTV, la productora de los Borensztein."

Desde esta noche a las 23, la TV buscará a su nueva estrella y como corresponde a estos tiempos ella será la ganadora de un reality show.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?