Fue cerrado el Museo Vilas

Se exhibían trofeos, fotos y prendas del legendario tenista
(0)
1 de marzo de 2001  

MAR DEL PLATA.- El Museo Guillermo Vilas, un complejo ubicado frente al mar donde se exhibían pertenencias del máximo tenista argentino de todos los tiempos, cerró sus puertas y dejó a unos 30 empleados en la calle.

Los trabajadores se encontraron con que la mansión emplazada en Olavarría y Boulevard Peralta Ramos estaba con sus puertas cerradas, con un cartel en el que poco creyeron: "Cerrado por vacaciones. Reapertura el 31 de marzo".

El museo abrió sus puertas en enero de 1998 y desde ese momento se consolidó como uno de los más coquetos paradores de la costa marplatense, preferido por los turistas y para organizar eventos especiales.

La amplia y vieja casona que Concepción Unzué de Casares ordenó construir en 1923, patrimonio histórico de la ciudad, albergó durante los últimos tres años trofeos, raquetas, prendas, fotografías y motos que son propiedad de Vilas y resumen su carrera deportiva. Y también buena parte de su actividad fuera de los courts: desde su primera bicicleta hasta los dientes de leche.

En el mismo edificio funcionaban un bar, un restaurante y una discoteca, todos de buena concurrencia durante las últimas tres temporadas.

Según trascendió, el tenista no es el responsable del emprendimiento, sino que cobraría un canon por la cesión de sus pertenencias. La explotación del local está a cargo de Corporación Dos S.A., firma que estaría atravesando dificultades económicas. Algunos empleados ratificaron esa situación y denunciaron que se les adeudan sueldos y aportes, además de desmentir que se trate de un cierre temporario.

Hasta ayer nada se sabía sobre el destino de estos bienes ni se sabía que actitud tomaría Vilas. Los empleados iniciaron gestiones para qué aclare cuál es su relación con los responsables del museo y, en lo posible, intervenga para que éstos puedan cobrar los salarios adeudados.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?