Está más cerca el juicio por la tragedia del avión de LAPA

Confirmaron y ampliaron el procesamiento de los acusados
(0)
2 de diciembre de 2003  

La causa en la que se investiga el accidente ocurrido en el aeroparque metropolitano cuando un avión de LAPA no alcanzó a despegar, atravesó la calle y mató a 67 personas el 31 de agosto de 1999 está más cerca del juicio oral y público.

La Cámara Federal porteña confirmó los procesamientos de tres oficiales de la Fuerza Aérea que tenía a su cargo controlar la preparación y aptitud de los pilotos y amplió el procesamiento de la ex gerente de Recursos Humanos de LAPA.

La resolución sobreseyó además a algunos integrantes del directorio de la empresa y a instructores de vuelo.

Según la resolución, los camaristas ordenaron un embargo de 50.000 pesos sobre los bienes del brigadier mayor Enrique Dutrá, ex jefe del Comando de Regiones Aéreas de la Fuerza Aérea, y de los comodoros Damián Peterson, ex director de habilitaciones aeronáuticas, y Diego Alfonso Lentino, a cargo del Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica.

Todos fueron acusados de los delitos de "abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público".

El tribunal de alzada revocó el sobreseimiento de Nora Arzeno, gerente de recursos humanos de LAPA, a quien se acusó de causar un accidente en un medio de transporte por "imprudencia o negligencia", castigado con penas de 1 a 5 años de prisión.

Para los camaristas, hubo una "clara relación" entre los cursos que el piloto del avión accidentado, Gustavo Weigel, había incumplido y "las violaciones que tuvieron lugar en la cabina" del Boeing de LAPA ese día, algo que no fue controlado por la gerencia que controlaba la procesada.

Todas esas violaciones a reglas de seguridad quedaron registradas en la caja negra del avión hasta el momento del accidente, segundos después del despegue de la nave del aeroparque metropolitano, cuando cruzó la avenida Costanera hasta estrellarse.

Los camaristas recordaron que el piloto de la nave no había cumplido con el curso anual obligatorio, pero igual Arzeno dejó que volara "en infracción" a las normas.

En cuanto a los oficiales de la Fuerza Aérea, se les confirmó el procesamiento por incumplir una larga serie de controles sobre la actividad de LAPA y sus pilotos.

Los camaristas Martín Irurzun, Eduardo Luraschi y Horacio Cattani concluyeron que tanto el brigadier mayor Dutrá como el comodoro Peterson no dispusieron exámenes teóricos al personal aeronavegante.

De los legajos de los pilotos fallecidos en el accidente se desprende que los que debían examinarlos para saber si podían volar un Boeing 737-200 no estaban habilitados porque no habían hecho los cursos correspondientes. También se les reprocha a los oficiales aeronáuticos no haber controlado que los pilotos de LAPA cumplieran con sus vacaciones anuales, lo que les impide volar. "Los exámenes que se tomaban a los tripulantes eran a todas luces insuficientes para tener un perfil adecuado del examinado", destacaron los jueces.

"El comportamiento humano no ocurre en un vacío, es un reflejo de la cultura corporativa y regulatoria en la que tiene lugar", dijeron los jueces al citar al experto norteamericano de la Universidad de Texas Robert Helmreich, que declaró en la causa.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios