Suscriptor digital

Rescatan a coreanos extraviados

Uno apareció muerto con un golpe; otros siete están bien
(0)
9 de diciembre de 2003  

Siete expedicionarios coreanos que estaban perdidos en la Antártida fueron rescatados ayer con vida, aunque un octavo fue encontrado muerto en cercanías del estrecho Fildes, al norte de la isla Nelson, informó la Armada Argentina.

Cinco expedicionarios que salieron ayer en una embarcación en busca de tres compañeros que se encontraban desaparecidos desde que naufragaron el sábado, cuando se dirigían desde su base -la King Sejong- hasta la argentina Vicecomodoro Marambio, terminaron también perdidos en las aguas heladas del archipiélago de las islas Shetland del Sur, en la Antártida. Ayer, militares rusos y oficiales del aviso de la Armada argentina ARA Suboficial Castillo rescataron a cuatro de los tripulantes del segundo bote siniestrado. Habían logrado llegar hasta uno de los refugios de la isla 25 de Mayo (también llamada Rey Jorge), pero estaban en estado de hipotermia, como consecuencia del contacto con las aguas heladas y de la exposición a vientos de más de 70 kilómetros por hora, a intensas nevadas y a temperaturas inferiores a los 10° bajo cero. Tras ser rescatados, fueron alojados en la base Bellingshausen, de Rusia.

El quinto náufrago, en cambio, apareció muerto, con un fuerte golpe en la cabeza, en el estrecho Fildes, al norte de la isla Nelson. Fue identificado como Jae Kyu Jeon, de 27 años.

Los otros tres ciudadanos coreanos fueron ubicados por un helicóptero chileno que se sumó a la búsqueda en la misma zona y fueron llevados hasta la base chilena Frei. Uno de ellos padece un principio de congelamiento en las extremidades inferiores; los otros se encuentran bien de salud.

Los tres expedicionarios estaban perdidos desde hacía tres días en algún punto cercano a la base King Sejong, en la Caleta Mariana. El día del naufragio se comunicaron por radio con su base e informaron que estaban bien.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?