Procesaron al músico Pappo por lesiones graves

(0)
10 de diciembre de 2003  • 13:46

El rockero Pappo, cuyo verdadero es Norberto Aníbal Napolitano, fue procesado por la Justicia como presunto autor del delito de "lesiones graves" contra un joven al que supuestamente agredió hace poco más de un año en un bar de esta capital.

El juez de instrucción Facundo Cubas decidió, además, embargar sus bienes hasta cubrir la suma de 15.000 pesos.

El 19 de septiembre de 2002, según la instrucción de la Causa, Pappo habría golpeado al joven Lucas Marti en el bar "Concepto", situado en el barrio de Palermo Viejo.

Según denunció Martí en noviembre de 2002, la madrugada en que ocurrieron los hechos Pappo se encontraba en el interior de "Concepto", en Bonpland al 1600, que por esas horas comenzaba a inundarse en razón de la copiosa lluvia que caía.

En esas circunstancias, según la denuncia, Pappo comenzó a "mirar fijo sin motivo alguno" a Martí, quien se encontraba en otro sector del lugar.

De pronto, siempre según el relato de la supuesta víctima, el rockero se acercó a él, le entregó un billete de dos pesos y le dijo: "tomá, para que te compres una cara nueva"; acto seguido, lo habría tomado de los cabellos, y luego lo habría golpeado provocándole lesiones en los huesos nasales.

Martí fue atendido por los golpes en el Hospital Fernández, cuyos médicos corroboraron el grado de las lesiones, que le ocasionaron una incapacidad temporaria por un mes.

En su declaración indagatoria, Pappo denunció que Martí lo había provocado diciéndole que "los músicos viejos se tenían que retirar y que debía dejarle espacio a la nueva generación", e incluso uno de los jóvenes que estaba en el grupo de Martí intentó "tocar" a la novia del rockero, Florencia Depetris.

Allí, según el músico, se originó un "gran disturbio", en el que Martí habría resultado lesionado, pero el juez Cubas descreyó la versión y lo procesó por el presunto delito de "lesiones graves".

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?