Un programa para reactivar los centros comerciales barriales

El gobierno porteño busca revitalizar el consumo y mejorar el aspecto de la ciudad
Cynthia Palacios
(0)
16 de diciembre de 2003  

Eran una pincelada de color en el asfalto. Un toque colorido en medio de la ciudad. María Medina salió de la carnicería con las manos llenas de bolsas. Y se los encontró de frente. Tardó un par de minutos en pensar qué hacían dos payasos y dos malabaristas en Juan Bautista Alberdi al 5500, pleno barrio de Mataderos.

Como María, otros vecinos se sorprendieron por la presencia de promotoras con gorritos de Papá Noel y payasos con pelucas color rojo frenético. Ni qué hablar de la saxofonista instalada en Alberdi y Pola. Todo era obra de la Secretaría de Desarrollo Económico porteña, que con el programa Centros Comerciales a Cielo Abierto intenta revitalizar y favorecer el desarrollo de zonas comerciales de diversos barrios de la ciudad.

El programa está en marcha desde hace un año y medio, pero el director general de Industria y Comercio, Federico Sánchez, explicó que falta bastante para que las zonas por reactivar se conviertan en verdaderos centros comerciales a cielo abierto.

"Esa denominación hace referencia al modelo español, que dio buenos resultados allá, pero que implica prácticas asociativas que en Buenos Aires se encuentran en estado de idea-proyecto o que son muy incipientes", dijo Sánchez.

Por ejemplo, informó que los comerciantes de Monte Castro, sobre Alvarez Jonte, Lope de Vega y Segurola, avanzaron en algunas cuestiones como tarjetas de descuento y sorteos, y que llegaron a un grado importante de participación. "Más allá de que el camino por recorrer lleve un tiempo, a principios de este año pensamos ver de qué manera podemos trabajar para asistir a los pequeños comerciantes en una época de consumo muy deprimido", explicó.

La avenidas Santa Fe y Corrientes, la zona comercial de Liniers, la Avenida de Mayo y Villa del Parque son algunos de los corredores comerciales por revalorizar.

Así fue como, para festejar el día del barrio o para alguna celebración particular, organizaron encuentros focalizados en centros barriales no asociados con circuitos más turísticos, como son Villa del Parque, Urquiza, Mataderos y aquellos otros que no reciben los beneficios de esa actividad.

"Nuestra idea era armar un gran encuentro que atrajera a gente del barrio y a vecinos de otras zonas; que los mismos comerciantes colaboraran en la difusión y vieran de qué manera generaban espectáculos para que la gente se acercara", afirmó Sánchez. Según su opinión, el programa fue beneficioso para los comerciantes, que trabajaron en ofertas que permitieron elevar el número de ventas.

"Esta será una introducción al programa fuerte de desarrollo de centros a cielo abierto, que iniciaremos después de las vacaciones de verano", agregó, y reconoció que para que el programa rinda verdaderamente se necesita de un compromiso mayor de los comerciantes; que éstos avancen en la preparación eventos y en el desarrollo de prácticas asociativas.

Durante este mes, las actividades de difusión recorrerán varios barrios porteños (ver nota aparte). Para mayores informes, comunicarse por medio del teléfono 4323-9833 o por el e-mail dgind@buenosaires.gov.ar

Desde su mostrador, Estela miraba pasar a payasos y a malabaristas con la convicción de que todo lo que reactive el movimiento comercial en la avenida Juan Bautista Alberdi es bienvenido.

Los locales con persianas bajas se repiten en las cuadras aledañas. Una epidemia que comenzó hace tiempo y que no deja de cobrarse víctimas. "Las ventas bajaron muchísimo; esperemos que cambie para las fiestas... Ojalá que todo esto nos ayude", se ilusionó Estela, a cargo de un local de ropa para grandes y chicos.

Asociarse

Gerardo Gari, presidente de la Asociación Gran Vía del Norte, que congrega los locales de la avenida Santa Fe, adelantó que, junto con este programa, los comerciantes proyectan establecer un "corredor de descuentos" para publicitar como paseo temático. "Cada comercio va a ofrecer cinco productos de primera calidad a un excelente precio", explicó.

El programa apunta a desarrollar actividades económicas y a estimular experiencias asociativas entre los comerciantes y los vecinos. Por eso, los funcionarios porteños quieren reconocer la identidad de los barrios antes de promover su desarrollo económico y social. El plan, además, desarrollará trabajos que permitan mejorar las condiciones de habitabilidad, el tránsito y la seguridad, el arreglo de veredas, la demarcación de espacios para el estacionamiento de vehículos, la instalación de luminarias, la colocación de nuevo mobiliario urbano y la plantación de árboles.

Agenda

Pasado mañana: en la zona de Once habrá promotoras.

Jueves 18: en Liniers, se presentarán malabaristas, payasos y promotoras. En Once, promotoras. En Monte Castro (sobre la calle Segurola, Lope de Vega y Alvarez Jonte, del 3900 al 5300) tocará un saxofonista y habrá malabaristas. En la Gran Vía del Norte (Santa Fe y adyacencias), un concierto de música.

Viernes 19: en la Avenida de Mayo se presentará una pareja de bailarines de tango. En Mataderos, malabaristas, promotoras y payasos. En Once, promotoras y malabaristas. En Monte Castro, tango y payasos.

Sábado 20: en la Gran Vía del Norte (Santa Fe) habrá grupos de música. En Liniers, promotoras y payasos. En Villa del Parque se presentarán una banda militar, malabaristas y payasos.

Domingo 21: en Monte Castro (sobre la calle Segurola, Lope de Vega y Alvarez Jonte, del 3900 al 5300, entre otras) se podrá disfrutar de conciertos de música.

Lunes 22: en Villa del Parque se esperan malabaristas y payasos, al igual que en la zona de Once y en Monte Castro.

Martes 23: en la Avenida de Mayo se presentarán payasos y malabaristas. En Villa del Parque habrá un saxofonista y en Once, promotoras.

Miércoles 24: en Villa del Parque actuará un saxofonista y una pareja bailará tangos.

Lunes 29: en la Avenida de Mayo, una pareja bailará tangos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios