Hacer la Europa

En 2003 también se exportó rock argentino, con Karamelo Santo, Los Natas, Attaque 77 y Argies de gira constante por el Viejo Continente. Tras los pasos de Todos Tus Muertos y Los Fabulosos Cadillacs, las nuevas bandas se abren camino en el exterior y en países como Alemania y Austria ya son un fenómeno que crece y crece
(0)
26 de diciembre de 2003  

Si para Karamelo Santo 2002 fue el año del debut en el Viejo Continente, 2003 fue el de la conquista. La segunda gira de la banda oriunda de Mendoza los mantuvo más de tres meses fuera de casa, girando por Alemania, Austria, Hungría, Bélgica, Francia, República Checa, Polonia, Holanda, España y Dinamarca. En este último país participaron del monstruoso festival de Roskilde, que este año contó con Metallica y Coldplay, entre otras luminarias.

Como ellos, los Argies también fueron por su segunda gira y, al igual que Karamelo Santo, aceptaron el desafío. Squads, discotecas, centros culturales, plazas y festivales de verano, todos los escenarios fueron bienvenidos para mostrar su música.

Punk rockers de ley, los Argies esparcieron su semilla por Europa y vaya si recogieron sus frutos. En su última visita a Buenos Aires, los alemanes de Die Toten Hosen se acordaron de ellos. "Nos la hemos ingeniado para llegar a casi todas partes -nos comentó Breiti, en referencia al carácter de trotamundos de la banda que lidera Campino-. Hay que moverse como sea. Mirá los Argies, son muy buenos y nos han contado que tienen dificultades para tocar en la Argentina, sin embargo vienen en verano a Europa y les va bárbaro."

Otros que continuaron abriendo mercados fueron Los Natas. Si hasta un sello finlandés les editó su último trabajo, Toba Trance (y a principios de 2004 lanzarán Toba Trance II ). Además, una de las más prestigiosas revistas del género stoner rock ubicó a su álbum debut, Delmar , entre los 10 mejores del siglo XX, junto a discos de Black Sabbath, Led Zeppelin y Hendrix.

Como señalaran los Attaque 77, el hueco que dejaron bandas como Todos Tus Muertos y Los Fabulosos Cadillacs por las rutas europeas fue bien cubierto por Argies, Karamelo Santo y ellos, claro está. Desde 1999 Ciro Pertusi y compañía se concentraron en hacer la Europa . "Hoy en día, cantar allá en castellano es un caballito de batalla -asegura Luciano, de Attaque 77-. Para ellos es llamativo, sobre todo en Alemania, Austria y Suiza. Es más, te compran el disco y quieren que las letras estén en castellano, así se las aprenden."

Otro que no pierde presencia en Europa es Boom Booom Kid, que cada vez que sale del país vuelve a utilizar el nombre de Fun People, suerte de marca registrada de la autogestión. La lista es extensa y, aunque más no sea en plan promocional, Europa ya formar parte del itinerario de muchos. Como Vicentico, que firmó contrato con BMG España para editar su primer disco y luego viajó a la Península Ibérica para mostrar en vivo su nueva faceta de solista; o Kevin Johansen, que luego de confirmar con Sur o no Sur todo lo que había insinuado en The nada , salió a conquistar nuevos mercados. Para 2004 quedó la edición en varios países de Europa y de América de su último disco.

En América latina las rutas -aéreas- estuvieron a full. Charly García, Fito Páez, Gustavo Cerati, Catupecu Machu, Luis Alberto Spinetta... casi todos fueron, vieron y vencieron, desde Bolivia hasta los Estados Unidos, comenzando con la recuperación del rock argentino en un mercado que dominó de punta a punta hasta la aparición en grande de los mexicanos (Café Tacuba, Molotov o Caifanes). En 2003 volvimos a exportar rock.

Productores importados

  • Uno es un viejo conocido de Babasónicos; el otro un regalo para la banda de reggae Nuevas Raíces. Se trata de Andrew Weiss y Mad Professor, dos productores estrella que metieron mano en los nuevos discos de estas bandas.
  • Desde hace ocho años, el ex bajista de la Rollins Band trabaja regularmente con Babasónicos. Productor de Jessico, Weiss reincidió en Infame, esta vez compartiendo el trabajo con Adrián Dárgelos y compañía. En 2003 también produjo parte del nuevo álbum de los mexicanos Café Tacuba, Cuatro caminos.

    El genio del dub, Mad Professor, conoció a Nuevas Raíces en México, se llevó el primer disco de regalo y días después se estaba comunicando con la banda para sugerirle un par de ideas. "¿Querés venir a Buenos Aires a producir nuestro nuevo álbum?", preguntaron los Nuevas Raíces y el sí rotundo no se hizo negar. El resultado fue una visita de tres semanas entre abril y mayo, con una presentación en Niceto como documento de que el amigo de Lee Scratch Perry y productor de Massive Attack pasó por nuestras pampas.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?