Florencia Peña: una niñera hecha en la Argentina

La actriz protagoniza la versión local de la exitosa telecomedia norteamericana creada por Fran Drescher, que Telefé estrenará pasado mañana
Natalia Trzenko
(0)
17 de enero de 2004  

Una pollera cortísima de estampado llamativo, tacos altísimos y un peinado voluminoso. Ese es el uniforme que convierte a Florencia Peña en Florencia Finkel, el personaje central de "La niñera", el primer intento de adaptar una sitcom norteamericana a la televisión argentina. El género es una especialidad de aquel país que no tuvo suerte en éste. Hasta ahora. Es que a partir de pasado mañana, a las 20.30, Telefé apostará todas sus fichas a que, esta vez, funcione.

Una coproducción de Telefé Contenidos y Sony Television, la comedia creada por Fran Drescher en 1993 ya fue realizada fuera de Estados Unidos en Turquía, Rusia y Grecia, pero esta será la primera vez que se haga en un país hispanohablante.

En la serie original (que la emisora programó con éxito hasta hace poco y que se puede ver en la señal de cable Sony), Drescher interpretaba a una mujer de más de treinta años, voz increíblemente nasal, vestidos extravagantes y familia judía que un buen día llegaba a la puerta de un apuesto y viudo millonario con tres hijos para convertirse en "The Nanny". Ahora, "La niñera" contará, casi, el mismo cuento.

"Las edades bajaron un poco y lo que pasa es muy argentino. "La niñera" vive en Lanús, con la temática del judaísmo, pero como es en la Argentina, que no es lo mismo que en los Estados Unidos", dice Peña. Ella, que se confiesa fanática de la versión original, es la mejor jueza para marcar las diferencias entre aquélla y la adaptación argentina. "Las cosas básicas están respetadas, de hecho los libros son los mismos, pero Diego (Alarcón) y Axel (Kuschevatzky), encargados de la adaptación, lo traen mucho a nuestra manera de decir y de contar (ver nota en página 2). Creo que si la gente se reía viendo "La niñera" original, esta versión le parecerá diez veces más graciosa, porque se va a identificar con lo que pasa. Por ejemplo, la casa en la que vive el viudo, Juan Manuel Iraola (Boy Olmi) queda en Barrio Parque, cerca de la de Susana Giménez", detalla la actriz.

Además de producir los cambios necesarios en la historia, el trabajo más fuerte para guionistas, directores e intérpretes fue el aprendizaje que supone hacer una sitcom.

"El humor que estamos contando nunca se hizo en la Argentina. Lo nuestro es más naturalista, de agregar, de pisarse, de improvisar y acá no se puede", cuenta Peña, que minutos antes luchaba con una línea de diálogo tan compleja que inevitablemente la hacía enredarse.

La difícil tarea de hacer reír

Tal vez el mayor talento de los comediantes televisivos norteamericanos resida en que hacen parecer sencillo algo tan técnico y complicado como es decir un chiste en una sitcom. En el caso de Drescher y su versión de "La niñera" muchas de las escenas parecían salir del humor del momento y esa frescura, actuada, fueuna de las claves de su prolongado éxito.

"Nada de lo que se ve está improvisado. Al contrario. Cuando nos equivocamos o dejamos de decir algo del guión hay que repetir la escena porque cada chiste se encadena con el otro. Hay que ser preciso. Y eso lleva mucho tiempo y mucha concentración. Llegamos al final del día exhaustos. Y yo, encima, estoy en todas las escenas." Parece una queja, pero no lo es. Peña sabe que hacer de "La niñera" del título es una oportunidad única. Y la disfruta. Aunque en un primer momento la idea de transformarse en el personaje la entusiasmó tanto como la asustó.

"Como fui una gran consumidora de sitcoms y "La niñera" era una que yo veía mucho, cuando Claudio (Villarruel) me llamó y me dijo que estaban pensando en hacerla, y que había pensado en mí para protagonizarla, sentí una mezcla de cosas. Por un lado era genial y por el otro tuve mucho miedo. Hacer este personaje de Fran Drescher, que es buenísima, era un desafío", recuerda la actriz.

Una vez que ella aceptó calzarse los tacos altos, las uñas esculpidas y los ajustados trajes quedaba un paso fundamental: los dueños del formato, la productora norteamericana Sony Television, debían aprobar al elenco, y la primera en su lista era la protagonista. "La gente de Sony vino a conocerme. Tuvimos reuniones, me aprobaron y después se armó el elenco. Estuvieron dos semanas con nosotros ayudándonos a entender el género. Fue una especie de entrenamiento", explica Peña, que, además, en marzo comenzará a ensayar la obra "Aplausos" junto a Claudia Lapacó.

Razones

El éxito de "La niñera" original tiene muchas explicaciones. Al talento de Drescher se sumó un elenco perfecto. El mayordomo Niles (Daniel Davies), el apuesto señor Sheffield (Charles Shaughnessy), la altanera C.C. (Lauren Lane) y la divertida Sylvia (Renée Taylor) se convirtieron en personajes de comedia clásicos. Una responsabilidad que a los actores locales no les quedará otra opción que asumir. Experiencia no les falta. Roberto Carnaghi encarnará al mayordomo, que en la versión local se llama Fidel; Mirtha Busnelli será Silvia Finkel, la madre de la protagonista; Boy Olmi será el empresario teatral viudo, y Carola Reyna, su socia comercial, que en lugar de llamarse C.C. se llamará Teté.

El cuento de siempre

Un hombre rico, distinguido, viudo y padre de hijos. Una chica de pueblo que llega para cuidar a los niños y alegrarles la vida y termina enamorada de su patrón. La historia de "La niñera" suena conocida y, según Peña, lo es. "El cuento original, el cuento básico de esta comedia, es una especie de versión de "La novicia rebelde". El es viudo, tiene hijos, es muy pacato, muy estructurado, tiene una novia estructurada y de repente llega esta mujer y le revoluciona la casa. Nuestra versión tiene un poco de eso. Esta chica viene de Lanús, se enamora de él y todo resulta muy divertido", dice la actriz.

Peña, como el resto de los involucrados en este proyecto, sabe que la experiencia es novedosa y que el formato, para funcionar, necesita que se cumplan sus reglas. Una de esas reglas establece que cualquier sitcom que se precie de tal debe durar media hora. "En una primera etapa, el ciclo iba a ser diario y de una hora. Eso es imposible. No llegábamos a tiempo a hacerla en esas condiciones, además, la media hora funciona muy bien porque es lo necesario para que el televidente entre en la historia, se divierta y no se sature. El programa se verá de lunes a jueves. Eso significa que en siete u ocho meses vamos a hacer lo que hicieron en los Estados Unidos a lo largo de seis años", dice Peña. Y para que no queden dudas de que "La niñera" es mucho más que una liviana comedia televisiva concluye: "Acá hubo muchos programas piloto de sitcoms; de hecho, yo estuve en varios, pero nunca se concretaron en ciclos que salieran al aire. Creo que este programa puede ayudar a que finalmente este género pueda empezar a hacerse en la Argentina".

Parecidas pero diferentes

"The Nanny"

  • Se llama Fran Fine (la actriz se llama Fran Drescher).
  • Es del barrio de Flushing, en Queens.
  • Tiene más de treinta años. Prefiere ocultar su edad exacta.
  • Su ídola absoluta es Barbra Streisand. Pero se desespera por cualquier famoso que ve.
  • El millonario viudo es inglés y vive en Manhattan, frente al Central Park. Es empresario teatral y compite con Andrew Lloyd Weber.
  • El programa se vio durante seis años, una vez por semana en la TV norteamericana.
  • Se ve por la señal de cable Sony y se vio por Telefé.
  • "La niñera"

  • Se llama Florencia Finkel (la actriz es Florencia Peña).
  • Es de Lanús.
  • Tiene más de 25 años. Prefiere ocultar su edad exacta.
  • Su ídola absoluta es Valeria Lynch, pero se desespera por cualquier famoso que ve.
  • El millonario es de una familia tradicional argentina. Vive en Barrio Parque. Es empresario teatral y compite con Pepe Cibrian Campoy.
  • El programa se verá cuatro veces por semana durante ocho meses.
  • Se verá por Telefé.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?