Suscriptor digital

Falleció el poeta Joaquín Gianuzzi

El prolífico escritor tenía 79 años
(0)
27 de enero de 2004  

El poeta Joaquín Gianuzzi falleció ayer repentinamente en Salta, donde se encontraba de vacaciones, a causa de una dolencia cardíaca que sufría desde hace años.

Gianuzzi, de 79 años, había presentado recientemente el libro ¿Hay alguien ahí? , y estaba preparando una segunda edición de sus obras completas para Editorial Visor (la primera fue publicada con el título Obra Poética , en 2000, por Emecé).

Nacido en Buenos Aires en 1924, Gianuzzi se destacó desde su adolescencia. A los 19 años fue distinguido con el premio Iniciación, de la Comisión Nacional de Cultura. Durante su carrera recibió, entre otros galardones, el premio Vicente Barbieri de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), en 1957; el primer premio del Fondo Nacional de las Artes, en 1963 y en 1977; el gran premio de honor de la Fundación Argentina para la Poesía, en 1979; el primer premio nacional de poesía, en 1992, y el Esteban Echeverría, en 1993.

Fue poeta, periodista y crítico literario. Colaboró con LA NACION y otros medios nacionales e internacionales. Su poesía fue traducida al inglés, francés e italiano.

Las temáticas preferidas de Gianuzzi fueron la antinomia entre el mundo de la naturaleza y la condición humana y la fugacidad del tiempo; el final de todas las cosas.

Deseo último

Según su amigo, el poeta Jorge Madrazo, Gianuzzi había manfestado el deseo de ser enterrado en Campo Quijano, una localidad a 25 kilómetros de Salta. Allí, Gianuzzi se retiraba durante los meses de verano para escribir .

Sus obras más conocidas son Nuestros días mortales , Contemporáneo del mundo , Las condiciones de la época y Señales de una causa personal .

En Nuestros días mortales escribió sobre la muerte: "Morimos, algo extraño, pero siempre después. Y sin embargo hay hombres, hombres en todas partes, sobre todo en la tierra. Multitudes, máquinas, cerebros secos al amanecer, el viento, una rosa en la mesa y café. Todo esto consagrado a la luz; la muerte no es natural".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?