Aniversario feliz y con "mucha polenta"

La hermana María Angélica Nan Ovejero cumple hoy 100 años
(0)
4 de febrero de 2004  

Sentada debajo de la arboleda del jardín de Montevideo 1372, la hermana María Angélica Nan Ovejero se ríe con ganas. Motivos para estar feliz no le faltan. Es que cumple lo que ella llama en broma sus "primeros cien años de vida".

Nacida en Buenos Aires el 4 de febrero de 1904, la centenaria hermana de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús proviene de una familia longeva. Según cuenta, su padre, Angel Francisco Nan, un descendiente de italianos emigrados de Génova, vivió hasta los 98 años. "Y aunque no lo crean, hasta un año antes de su muerte realizó la procesión a Luján", asegura.

La mayor parte de su infancia transcurrió en el establecimiento rural La Colmena, en Coronel Moldes, Córdoba. "Fui la segunda de 11 hermanos. Mamá (Lilia Julia Ovejero) era salteña. Se trataba de otros tiempos, con otras exigencias sociales", recuerda la religiosa. "Dios me regaló salud y alegría. De chica no recuerdo haber estado en cama. Bueno, creo que una vez, porque tuve sarampión", confiesa.

Cosas gratificantes

Cuando su familia regresó a Buenos Aires, María Angélica completó el magisterio en el colegio María Auxiliadora, de la calle Yapeyú. En 1930 ingresó en el noviciado y desde entonces vivió en Italia, Estados Unidos, Panamá y Bolivia. Desde 1980 trabaja en la Casa de Ejercicios Espirituales. Allí acompaña y ayuda a distintos grupos que hacen tareas de apostolado.

Ella asegura que sus mejores recuerdos son de su paso por Bolivia, donde permaneció durante 20 años. "La gente estaba ansiosa por recibir la palabra de Dios y por que alguien la escuche -explica-. Trabajaba en Fe y Alegría. Así se llaman los centros de educación popular que empiezan cuando termina el asfalto. Me acuerdo que una vez encontré a una chiquita llorando en el patio, no sé por qué. El asunto es que la abracé y le di un beso para consolarla. La maestra me contó que se le acercó ya que estuvo toda la clase tomándose el cachete. Cuando le preguntó qué le pasaba respondió: No quiero que se me vaya a volar el beso que me dio la directora. Esas cosas son muy gratificantes", sostiene la hermana.

Para su cumpleaños número cien, María Angélica sólo quiere que le regalen una misa. "No pido nada más que una misa para dar gracias a Dios por todo lo que me dio", indica enérgicamente mientras se acomoda en el escritorio donde atiende a quien lo necesite. "Pero acá me dicen que no me meta. Parece que tienen preparado algún festejito", dice con mirada cómplice.

En la congregación, todos aseguran que un día de trabajo de María Angélica puede dejar exhausto a más de uno. Es famosa por su carácter inquieto y porque nunca se cansa. Es más, dicen que siempre está atenta para que sus compañeras no se fatiguen.

"Me retan porque, cuando no me ven, voy y lavo todos los platos. En Bolivia era la única que no se apunaba. ¡Mientras que alguna gente se desmaya ni bien baja del avión, yo estaba como en el llano! -exclama-. En invierno, me levanto a las 5 de la mañana y en verano a las 6. Me gusta tener un rato para hacer mis oraciones antes de ir a misa. Después, me dedico a estar con la gente que me busca en la oficina."

La hermana siempre estuvo ligada a la juventud. Para este año prevé, entre otras cosas, coordinar grupos de madres jóvenes. "Los jóvenes están desesperanzados por la situación en la que vivimos. Hay que despertarles la esperanza y la confianza. Y, como dicen los chicos, para eso tengo mucha polenta", concluye.

Festejo

  • Hoy, a las 10, se celebrará en la iglesia del Corazón Eucarístico de Jesús (Montevideo 1372) una misa para festejar el centésimo cumpleaños de la hermana María Angélica Nan Ovejero. "Su presencia es un don y un gozo para nosotras y para mucha gente que se acerca a esta casa", asegura con orgullo Mary Reilly, hermana superiora de la Congregación de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?