Suscriptor digital

Tras una operación, mejora el estado de salud de Kohan

Fue trasladado a una clínica porteña El ex secretario general de la Presidencia soportó dos intervenciones quirúrgicas Se había accidentado con un arma cuando cazaba jabalíes en Río Negro
(0)
5 de febrero de 2004  

El ex secretario general de la Presidencia Alberto Kohan, que antenoche sufrió una herida de bala en su pierna derecha, fue sometido a una cirugía reparatoria y su estado de salud dejó de ser grave, según informaron en el hospital porteño donde lo atendieron.

"(Kohan) sigue estable y se encuentra en observación", dijo ayer el director del Instituto Fleni, Cristian van Gelderen, luego de la segunda intervención a la que el ex funcionario menemista debió ser sometido en un intento de los médicos por evitar una amputación de su pierna derecha.

Kohan permanecerá en terapia intensiva hasta que evolucione su estado de salud.

El ex funcionario llegó a Buenos Aires, proveniente de Viedma, donde anteanoche se disparó accidentalmente en su pierna cuando se encontraba cazando jabalíes. No bien arribó al aeroparque Jorge Newbery, fue trasladado al Instituto Fleni situado en el barrio porteño de Belgrano.

El ex secretario general de la Presidencia se disparó en la pierna derecha al caérsele accidentalmente un revólver Kasul 457 cuando se disponía a cazar jabalíes junto a un grupo de amigos en un campo de Río Negro.

Kohan había llegado el lunes último a Viedma en el avión particular de Carlos Blaquier junto a Fernando García. Desde allí, se dirigieron a la estancia Las Aguadas, propiedad de Néstor Renda, ubicada a 90 kilómetros de Viedma, en las proximidades de bahía Creek.

El hecho ocurrió cerca de las 20 del martes último cuando Kohan y un grupo de personas se estaban preparando para iniciar una cacería de jabalíes. Se escuchó un disparo dentro de la casa y cuando ingresaron los amigos comprobaron la herida de Kohan.

Inmediatamente, utilizando el teléfono satelital de Blaquier pudieron pedir ayuda. Uno de los presentes en el lugar, el ex senador peronista Remo Costanzo calificó como "un milagro" la existencia de un teléfono satelital en ese momento. "Pudimos comunicarnos con mi hijo Gustavo (Costanzo) que aceleró la llegada de la ambulancia. Eso y el torniquete que le practicaron de urgencia a Alberto (Kohan) después del impacto, fueron dos factores clave que evitaron que la cosas empeoraran", reconoció el ex senador a LA NACION. Desde allí, Kohan fue trasladado en ambulancia al hospital zonal Artémides Zatti, de Viedma.

Tres horas de operación

En el hospital se le practicó una traqueotomía para ayudarlo a respirar, se le hicieron varias transfusiones y posteriormente fue trasladado al quirófano donde se le realizó una intervención quirúrgica.

"La cirugía se prolongó por más de tres horas. Se procedió a suturar la arteria femoral para detener el flujo de sangre y luego se avanzó con los demás problemas que presentaba su pierna derecha, ya que el disparo de grueso calibre le afectó la parte trasera de la rodilla, y le había destrozado la tibia y el peroné", comentó el director del hospital de Viedma, José Pacayut.

Kohan, que llegó consciente al hospital Zatti, aseguró que se le había caído el revólver. A las 3.15 de ayer llegaron a Viedma su esposa, Marta, su hijo, su hermano y su médico personal, Alfredo Cahe, que se encontraban en Buenos Aires.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?