En Gaiman no se olvidan de Lady Di

Todos los años, para el aniversario de su muerte, se realiza un homenaje espontáneo en la casa de té que visitó en 1995
Gustavo Carabajal
(0)
11 de febrero de 2004  

GAIMAN, Chubut.- A miles de kilómetros de Londres, sede de la corona británica, en este pueblo de la Patagonia existe un rincón en el que, especialmente, se recuerda a Diana Spencer, princesa de Gales.

"En forma espontánea, el 31 de agosto de cada año viene gente de diversas partes del país y vecinos de la zona para participar del homenaje que le hacemos a Lady Di", cuenta Irma de Mirantes, propietaria de la casa de té Ty Te Caerdydd.

Allí estuvo la princesa de Gales en noviembre de 1995, cuando visitó la Argentina. Realizó el avistaje de ballenas en la península Valdés y tomó el té en Gaiman, un pueblo que surgió a partir del asentamiento de colonos galeses.

Diana Spencer falleció el 31 de agosto de 1997 a raíz de un accidente automovilístico ocurrido en el túnel del Alma, en París, cuando viajaba junto al magnate árabe Doddy Al Fahed.

"Repito: no se trata de un acto programado ni queremos explotar el hecho de la visita de Lady Di. La gente viene en forma espontánea porque sabe que acá estuvo ella y existe un rincón donde guardamos sus fotos y la vajilla que utilizó. Creo que la gente llega atraída por el magnetismo que emanaba de ella, por su simpatía y sensibilidad", explicó Irma.

En uno de los salones del chalet de estilo mediterráneo en el que funciona la casa de té hay una vitrina en la que se pueden ver la taza, el plato, el mantel y la cuchara utilizados por la fallecida esposa del príncipe Carlos, de la casa real de Windsor.

"Nos avisaron una semana antes de que iba a venir Lady Di. Vinieron algunos funcionarios de la embajada inglesa para inspeccionar la casa de té y establecer algunas medidas de seguridad", recordó Irma.

No fue casualidad que los responsables de armar la agenda del viaje de la princesa a la Argentina eligieran este pueblo, situado a 72 kilómetros de Puerto Madryn y a 17 kilómetros de Trelew.

Gaiman es uno de los pueblos que se formaron a partir del asentamiento de inmigrantes galeses en la Patagonia, a fines del siglo XIX. Los epicentros de esos asentamientos fueron Trevelin, al pie de la cordillera de Los Andes y cerca de Esquel y el valle inferior del río Chubut, con poblados que luego se convirtieron en ciudades, como Trelew, Rawson y Puerto Madryn.

Té y tortas

"El día en que Lady Di nos visitó estuvo un coro que cantó un par de canciones galesas. Luego del acto, la princesa saludó a todos los chicos del coro, conversó con ellos en inglés y les dio la mano. Después tomó el té y comió torta de frambuesa", recordó Irma.

Cada 31 de agosto, en el homenaje que le hacen, se deposita un ramo de rosas rojas al pie de la vitrina con su foto. De ese ramo se sacan dos pimpollos que son guardados dentro de la vitrina junto al retrato de la princesa, hasta el próximo año.

"Recuerdo que los funcionarios de la embajada inglesa prohibieron regalarle flores con espinas. No obstante, ella rompió el protocolo. Al pasar al lado de un rosal sacó una rosa roja", relató Irma.

Con los años, Trelew, Rawson y Puerto Madryn se convirtieron en grandes ciudades. En Gaiman, mientras tanto, se conservan como en ninguna otra parte de la Patagonia las tradiciones y la arquitectura galesas.

"Cuando nos avisaron que iba a venir Lady Di no podíamos creerlo. Finalmente llegó el día, ella nos visitó, pudimos verla y conocer su don de gente. Cuando saludó personalmente a cada uno de los integrantes del coro nos dimos cuenta de por qué era tan querida. Creo que eso, sumado a su campaña humanitaria, provocó que tanta gente en todas partes del mundo llorara por su muerte", concluyó Irma.

Para conocer la historia de la inmigración galesa en la Patagonia se puede visitar el Museo Histórico Regional Galés, ubicado en la calle Rivadavia y las capillas.

Cada 28 de julio, a raíz de la conmemoración del Gwyl Glaniad (Fiesta del Desembarco), esas capillas se convierten en los centros de los festejos.

La otra parte de la fiesta se concentra en las distintas casas de té. Además de la mencionada Ty Te Caerdydd, hay otros locales donde se sirven el exquisito té y tortas galesas: Ty Nain, Ty Gwyn, Plas y Coed- Tea Room y la Casa de Té Gaiman.

Capillas, museos y la primera casa

GAIMAN, Chubut (De un enviado especial).- Al caminar por las calles de este pueblo se puede advertir que el tiempo parece haberse detenido.

Bethel, Seion, Bry Crwn, Salem, Bethseda, Bethlehem, Nazareth y Glan Alaw son capillas construidas, en su mayoría, a fines del siglo XIX. El primero de esos templos fue edificado en 1875.

Mientras que la primera casa de Gaiman, también conocida como Casa de Piedra, fue construida un año antes por David D. Roberts, que vivió allí durante una década, hasta que se trasladó a la zona rural y la vendió a la Compañía Mercantil del Chubut. En la actualidad puede ser visitada y conserva su estilo original.

Otra de las construcciones que se pueden visitar en este pueblo es el túnel que atraviesa una barda en la zona norte de la localidad.

El túnel, de doscientos metros de largo, fue construido en 1914 por la empresa Ferrocarril Central del Chubut, para unir Gaiman con la localidad de Las Plumas, situada a 300 kilómetros de distancia.

El Museo Histórico Regional de Gaiman, otra de las edificaciones que pueden ser visitadas, funciona en el inmueble de la vieja estación de ferrocarril, construida en 1909.

Fue inaugurado el 22 de octubre de 1960 y allí se conservan más de 3000 objetos y documentos, entre los que figuran el libro de actas del Tribunal de Justicia de la Colonia del Chubut, periódicos y los cálices usados en las capillas a fines del siglo XIX.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?