Suscriptor digital

Proponen para la Corte a Elena Highton de Nolasco

Camarista civil, está considerada como independiente
(0)
18 de febrero de 2004  

En busca de dar una señal de equilibrio ideológico en la integración de la nueva Corte Suprema de Justicia, el presidente Néstor Kirchner nominó a la camarista civil Elena Highton de Nolasco para ocupar la vacante que quedó en el tribunal tras la destitución de Eduardo Moliné O´Connor.

Highton de Nolasco, de 61 años, empezará a transitar en los próximos días el proceso público de evaluación por el que pasó recientemente Carmen Argibay, la otra mujer que el Gobierno quiere promover a la cabeza del Poder Judicial.

Kirchner había analizado durante más de un mes las carpetas con los antecedentes de otras seis juristas. Al final, optó por Highton de Nolasco porque, aparte de sus pergaminos profesionales, la postulación le permite mostrar amplitud de criterio después de la cuestionada elección de Argibay y de Eugenio Zaffaroni, ambos de perfil ideológico más cercano al jefe del Estado.

Un funcionario que participó de las deliberaciones en el Gobierno explicó que Kirchner valoró especialmente la trayectoria de Highton de Nolasco y su promoción de medidas para reformar la administración de Justicia. Sobre todo porque ha sido reconocida y premiada por la mayoría de las organizaciones civiles, muchas de las cuales cuestionaron las anteriores postulaciones.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, se encargó de destacar en el anuncio de la nominación que Highton de Nolasco "colaborará fuertemente en garantizar una justicia independiente y de muy alta calidad".

Entre sus pergaminos, la actual integrante de la Sala F de la Cámara Civil y Comercial porteña es considerada pionera en la instrumentación de la mediación obligatoria para los conflictos judiciales, detalle que resaltaron Fernández y el ministro de Justicia, Gustavo Beliz.

"La nueva candidata editó más de 30 libros y un sinfín de publicaciones en materia de mediación tratando de buscar alternativas para una mejor calidad de la justicia", dijo Fernández.

La oferta a Highton de Nolasco se concretó anteayer por la tarde en la Casa Rosada. Era la primera vez que la camarista se reunía o hablaba con Kirchner. Un enlace de la Jefatura de Gabinete la había consultado seis meses atrás y desde entonces su nombre se mencionaba insistentemente como posible aspirante a la Corte, pero los contactos estuvieron interrumpidos hasta esta semana.

Al ritmo de la polémica que despertó Argibay con su defensa de la despenalización del aborto, las posibilidades de Highton de Nolasco se fueron agigantando, según reconocen en el entorno del Presidente.

Eficaz administradora

Los informes que consideró Kirchner indicaban que la ahora candidata a la Corte fue una eficaz administradora de los juzgados por donde pasó.

En la Casa Rosada calificaban anoche a Highton de Nolasco como una jurista sin militancia partidaria, de un perfil de centro, sin que eso la definiese como conservadora. "Tiene una historia destacada y una moral intachable, y eso debe prevalecer a la hora de evaluar a un juez", dijo el jefe de Gabinete.

La actual camarista inició su carrera en los tribunales hace 30 años. Se graduó en Derecho y Ciencias Sociales en la Universidad de Buenos Aires, en 1966, con diploma de honor, y cursó estudios de posgrado en las universidades de Harvard y de Nevada.

A más tardar la semana próxima, el Ministerio de Justicia publicará en el Boletín Oficial, en dos diarios y en Internet el currículum y la declaración jurada de bienes de Highton de Nolasco.

Ese trámite habilitará el inicio del debate sobre su candidatura, del que podrán participar -tanto para respaldar como para objetar- asociaciones profesionales y académicas y particulares en los siguientes 15 días hábiles.

Desde el primer día como candidata a jueza de la Corte, Highton marcó una diferencia de conducta con Zaffaroni y con Argibay, al negarse a hacer declaraciones a la prensa.

Si bien siempre se manejó con discreción y bajo perfil público, su decisión de ayer no pareció casual después de la polémica que generaron los dichos a la prensa de los anteriores juristas seleccionados por Kirchner.

La evaluación de Highton coincidirá con el tramo final del trámite oficial acerca de Argibay.

El ministro Beliz enviará la semana próxima al Presidente un informe que resume las 14.000 presentaciones radicadas sobre la actual jueza del Tribunal Penal Internacional para los crímenes en la ex Yugoslavia.

Casi todos esos informes corresponden a particulares que cuestionan su postura respecto del aborto y su ateísmo declarado.

En la conferencia de prensa de ayer, Fernández defendió a Argibay: "Su pensamiento no representa necesariamente el parecer del Gobierno. Es una opinión personal que respetamos. Mucha gente técnicamente opina como Argibay; ella representa una visión y como tal merece un lugar", dijo el jefe de Gabinete.

Sobre la nueva postulación, dos ministros dijeron a LA NACION que "no presentará mayores inconvenientes" a la hora de la consulta pública.

Destacaron que incluso el Foro de Estudios Sobre la Administración de Justicia (Fores), uno de los más críticos contra Zaffaroni y Argibay, había impulsado en los últimos meses la candidatura de Highton de Nolasco.

Si se cumplen los plazos previstos en el decreto 222/03, el pliego de la actual camarista llegaría al Senado a principios de abril, casi el tiempo en que podría completarse la designación de Argibay.

Es decir que para fines de abril la Corte podría volver a contar con sus nueve miembros, algo que no ocurre desde julio, cuando renunció el ex presidente del tribunal Julio Nazareno.

Eso ocurrirá siempre y cuando el Congreso no avance antes con el juicio político contra el ministro Adolfo Vázquez, que impulsa el oficialismo en la Cámara de Diputados, con el respaldo de Kirchner.

Juicio político

  • Además de las postulaciones de Carmen Argibay y de Elena Highton de Nolasco, podría producirse otra designación presidencial para la Corte Suprema si, como espera el oficialismo, prospera en el Congreso la destitución del juez Adolfo Vázquez. El magistrado, uno de los sobrevivientes de la "mayoría automática" menemista, será acusado a principios del mes próximo en la Cámara de Diputados por mal desempeño en sus funciones. No se descarta que la embestida oficialista en la Corte siga con el pedido de enjuiciamiento contra Antonio Boggiano.
  • Consenso

    Daniel Sabsay

    "Es una excelente nominación. La candidata reúne los atributos de idoneidad que requieren la Constitución y el decreto 222. Es una profesional que trabajó mucho desde la sociedad civil".

    Hugo Germano

    "Me parece una persona honorable, de dilatada trayectoria académica. Con esta postulación y con las anteriores, el Presidente demostró que quiere una Corte Suprema independiente".

    Juan Curutchet

    "Es positivo que se trate de una mujer y que tenga una larga experiencia en la magistratura. Pero el Presidente perdió otra valiosa oportunidad para reducir la Corte a siete miembros".

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?