Suscriptor digital

Telmex se expande en el país y en América latina

La telefónica mexicana compró las filiales regionales de AT&T
(0)
26 de febrero de 2004  

Con una inversión prevista de "un mínimo de 50 millones de dólares" para América del Sur, el gigante de las telecomunicaciones Teléfonos de México (Telmex) anunció ayer que expandirá sus operaciones en la Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú, luego de concluir el proceso de adquisición de AT&T Latin America (Attla).

La compra de Attla demandó una inversión de 207 millones de dólares, de los cuales 171 se destinaron a la adquisición de activos, y el resto, a la absorción de la deuda. Esta operación posicionó a Telmex, propiedad del magnate mexicano Carlos Slim, como un gran competidor en la región.

En una audioconferencia con periodistas de los países en los que la firma tomó las filiales de AT&T desde ayer, Arturo Elías Ayub, director de Alianzas Estratégicas, Comunicación y Relaciones Institucionales de la compañía, y Eduardo Díaz Corona, coordinador de Telmex para América del Sur, dejaron sentada la decisión de la firma de establecer una presencia a largo plazo en la región.

"No somos inversores por tres o por diez años", afirmó Ayub, que explicó que el desembolso, de un mínimo de 50 millones de dólares para este año, se destinará al desarrollo y la modernización de la red adquirida.

Desde ayer, las operaciones que tenía AT&T en América latina pasaron a trabajar con la marca de Telmex, lo que constituye "el primer paso" en la estrategia de expansión del grupo en la región, adelantó Ayub.

Competencia "cara a cara"

Mediante la incorporación de los activos de Attla, la compañía -que terminó 2003 con 15,7 millones de líneas en servicio- captará 100.000 clientes del sector individuos y 6000 del corporativo.

Con su desembarco en cinco países de América del Sur, la empresa aspira a competir "cara a cara" con la española Telefónica: "Vamos a competir con Telefónica cara a cara, vamos a tratar de que los clientes tengan otra opción que no sea el monopolio", desafió Ayud. "La empresa llega para ser un jugador relevante, pues no estamos acostumbrados a ser un competidor marginal", añadió Díaz Corona.

La adquisición de Attla permite al grupo mexicano entrar con redes propias en el mercado de telefonía fija e Internet. Con el objetivo de lograr un fuerte posicionamiento en el mercado, los voceros de Telmex dejaron abierta la posibilidad de una fusión entre la ex AT&T Argentina -ahora, Telmex Argentina- y Techtel, de la que el grupo Techint tiene el 40 por ciento de participación, y el resto es propiedad de la mexicana América Móviles, la marca de telefonía móvil de Telmex.

"No descartamos esa fusión, es una posibilidad. Hoy no existe, pero de ninguna manera está descartada", manifestó Ayub. El vocero sostuvo que "hay otras opciones [de fusión] que andan por ahí en el mercado", pero no precisó a qué empresas se refería.

Telmex, un ex monopolio estatal privatizado a comienzos de los años 90, es la empresa líder de telecomunicaciones en México, con 15,7 millones de líneas en servicio, 2,2 millones de líneas equivalentes para la transmisión de datos y 1,4 millones de cuentas de acceso a Internet.

La compañía mexicana ofrece servicios de telecomunicaciones por medio de una red digital de fibra óptica con más de 74 mil kilómetros, y junto con sus subsidiarias ofrecen una amplia gama de servicios de comunicación, transmisión de datos y video, acceso a Internet y soluciones integrales de telecomunicaciones a sus clientes corporativos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?