Vélez: Compagnucci dejó la reserva y es el nuevo DT

El arreglo con los dirigentes es por un año; ayer condujo la primera práctica en la Villa Olímpica
(0)
3 de abril de 2001  

Tras la jornada caótica que acompañó la renuncia de Oscar Tabárez, los dirigentes de Vélez actuaron con rapidez y llegaron a un acuerdo con Carlos Compagnucci, de 32 años, para que se haga cargo del plantel de primera división por un año. El arreglo fue de palabra y aún no fue establecido el monto del nuevo entrenador, pero en los próximos días pondrá su rúbrica.

"Los directivos me otorgaron plena libertad para tomar todas las determinaciones que crea necesarias para este difícil momento que vive Vélez. Lo que tengo en claro es que todos los jugadores van a arrancar de cero, incluso, aquellos que estaban trabajando aparte, como De la Fuente, Valdemarín, Vella y Maldonado, por citar algunos", fue una de las primeras reflexiones del nuevo DT.

Este flamante matrimonio futbolístico se concretó ayer por la tarde. Una vez acordados los detalles y las condiciones de trabajo, Compagnucci, que dejó el fútbol el 9 de diciembre de 1999 y desde entonces conduce la reserva de la entidad de Liniers, se dirigió a la Villa Olímpica, donde practica el equipo, se presentó como nuevo entrenador y dio la primera charla a sus jugadores, que duró 40 minutos.

"No es momento de hablar mucho y sí de trabajar. La prioridad es la Copa Libertadores y la meta en el Clausura es dejar los últimos puestos de la tabla. Aún no sé cómo vamos a salir a jugar el jueves próximo ante Universitario de Perú, pero seguramente vamos a pararnos con una defensa de cuatro jugadores en zona."

Cabe destacar que Compagnucci ya había sido tentado por los dirigentes para conducir el equipo tras el alejamiento de Julio César Falcioni -a mediados del año último-, pero el entrenador comentó que aún no se sentía preparado para asumir un cargo tan importante. Sin embargo, luego de la experiencia de dirigir divisiones inferiores pudo conocer el puesto y le sirvió para afirmarse en el trabajo de grupo. Será acompañado por el preparador físico Gustavo Otero, mientras que aún no decidió quién será su ayudante de campo.

Ser un hombre de la casa fue una de las principales cualidades para que Compagnucci sea el nuevo DT. Los dirigentes no querían volver a asumir la responsabilidad de traer un entrenador que no sea aceptado por la gente y que no esté identificado con el club. "Ser un hombre del club es relativo, porque cuando los resultados no te acompañan..." El flamante entrenador sabe que no hay tiempo para perder y que si bien los viejos tiempos de gloria lo avalan, la presión de cambiar el rumbo de este Vélez será constante.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?